Imagen de Eduardo Zaplana tomada el día de su detención
Imagen de Eduardo Zaplana tomada el día de su detención - JUAN CARLOS SOLER
Caso Erial

La Audiencia de Valencia rechaza el cuarto recurso de Eduardo Zaplana para salir de la cárcel

Los abogados del exministro solicitan que declaren los médicos que han alertado de los riesgos para su salud tras perder ocho kilos en la prisión

VALENCIAActualizado:

La Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Valencia ha rechazado el cuarto recurso interpuesto por el exministro Eduardo Zaplana, y ha confirmado la prisión decretada por el juzgado de instrucción número ocho de la capital del Turia. La defensa del que fuera presidente de la Generalitat, investigado en el conocido como caso Erial, presentó la petición de libertad o arresto domiciliario por cuarta vez tras el último informe médico de agosto -este del doctor que lo trata en La Fe de la leucemia que padece- que alertaba del “deterioro acusado del estado general” durante su estancia en la prisión de Picassent. Los letrados apelan a «motivos humanitarios» ya que Zaplana ha perdido ocho kilos en los poco más de cien días que lleva encarcelado.

Al respecto, los abogados han solicitado al tribunal que los representantes del Instituto de Medicina Legal que ya le hicieron un examen el pasado 31 de mayo sean llamados a declarar tras realizar un nuevo examen médico al expresidente de la Generalitat.

De acuerdo con los letrados, «todos los recursos y peticiones de libertad presentados hasta la fecha responden a cada nuevo informe de los doctores que reflejan progresivamente un empeoramiento de su salud».

La Audiencia de Valencia ha desestimado el recurso de apelación presentado por la defensa y confirma en su «integridad» el auto del pasado 6 de agosto que mantiene la prisión provisional para el ministro, que se encuentra en prisión desde el pasado mes de desde el pasado 24 de mayo. La juez que instruye el caso entiende que existe riesgo de fuga y destrucción de pruebas. Zaplana fue detenido por presuntos delitos de blanqueo de capitales, malversación y prevaricación.

La familia de Zaplana ha declarado que «ya tendrá ocasión de defenderse de las acusaciones que se presenten contra él, pero aún no ha sido juzgado y ahora por razones puramente humanitarias, debería estar en un lugar que no ponga en peligro su vida. Es un derecho que asiste a cualquier ciudadano o ciudadana de nuestro país».