Efectivos de la Policía Local de Alicante revisando si algunos jóvenes peregrinos practicaban botellón, este jueves durante la romería de la Santa Faz - JUAN CARLOS SOLER
Tradiciones

Alicante frena la otra «tradición» de las últimas romerías de la Santa Faz: el botellón cae a la mitad

La Policía Local retira 400 litros de alcohol mientras el concierto y el ocio saludable organizado por el Ayuntamiento anima el ambiente en la Playa de San Juan

ALICANTEActualizado:

El Ayuntamiento de Alicante ha frenado la otra «tradición» que estaba arraigando en los últimos años en el día de la Romería de la Santa Faz: el macrobotellón en la Playa de San Juan y, en general, el fenómeno del botellón en las inmediaciones de la pedanía donde llegan los peregrinos.

La Concejalía de Seguridad ha informado de que el operativo contra el consumo de alcohol entre menores ha permitido retirar hasta primera hora de la tarde 250 litros de bebidas y se han levantado un centenar de actas por botellón. Unas cifras muy alejadas de las del año pasado, casi el doble de volumen incautado.

Este avance contra esta práctica que estaba cuajando entre muchos adolescentes parece fruto de la acción combinada de la Policía Local y la oferta de ocio saludable con otras alternativas, como el concierto de música en Playa de San Juan, que a tenor de la afluencia de público, han tenido aceptación.

Concierto en la Playa de San Juan
Concierto en la Playa de San Juan - ABC

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha señalado que se ha puesto «mayor énfasis» en el control de alcohol entre menores y ha destacado que pese a los más de 300.000 participantes en la romería de este jueves, la jornada ha transcurrido con "normalidad".

No obstante, entre las incidencias el consistorio ha señalado que han sido atendidas por infarto de miocardio dos personas de 51 y 71 años.

Los servicios sanitarios han atendido a seis personas de carácter "muy leve". "Con total tranquilidad se ha desarrollado la romería", ha expuesto el alcalde, quien también ha informado de que el operativo policial desplegado ha permitido incautar un carro con "más de 50 bocadillos de mortadela preparados para venderlos ilegalmente".