Federico Félix (centro), Vicente Boluda y Juan Roig (conversando) y otros empresarios en la reunión de este miércoles en Valencia por el Corredor Mediterráneo
Federico Félix (centro), Vicente Boluda y Juan Roig (conversando) y otros empresarios en la reunión de este miércoles en Valencia por el Corredor Mediterráneo - MIKEL PONCE
Infraestructuras

Ábalos garantiza a los empresarios que el Corredor Mediterráneo mantendrá sus plazos

Las obras y licitaciones pendientes no se pararán y el Gobierno de Sánchez tiene un «compromiso total» con el proyecto

VALENCIAActualizado:

El Gobierno central mantendrá los plazos previstos para el Corredor Mediterráneo. El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha transmitido al presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), Vicente Boluda, que no parará nada de lo que está programado en obras y licitaciones de esta infraestructura ferroviaria y que se seguirá con estos trabajos con "la misma intensidad".

Así lo ha relatado Boluda en Valencia durante el chequeo semestral del Corredor, un análisis del estado de la infraestructura y los avances a través de una visión técnica y empresarial y vídeos pedagógicos, un acto en el que ha dicho que el compromiso con el proyecto por parte del ministro valenciano es "total".

Ábalos, en una reunión privada celebrada en el despacho del ministro cuya fecha Boluda no ha concretado, le confirmó este compromiso por parte del Gobierno y el naviero aprovechó para invitarle a venir a la Comunidad Valenciana a explicar la planificación del corredor.

El empresario valenciano ha manifestado que todo el Corredor Mediterráneo está en marcha aunque la parte de Murcia y Andalucía necesita "una apuesta más decidida", y ha destacado que esta infraestructura contribuirá a la unidad de España y su crecimiento.

Boluda también ha remarcado que los responsables públicos deben estar convencidos de que vertebrar es positivo para el conjunto del país y "no va en detrimento de nada ni de nadie".

AVE ha recordado que el movimiento #QuieroCorredor visitará este año nueve ciudades del arco mediterráneo (las próximas serán Castellón, Reus y Martorell) y está previsto un acto empresarial en Barcelona el 27 de septiembre, que Foment del Treball apoyará, según ha indicado un portavoz de la Cámara de Contratistas de Cataluña, presente en el acto.

Para visibilizar la importancia del Corredor, Boluda ha manifestado que no hay grupo parlamentario que no hable en positivo de esta obra ni partido político que no la lleve en su programa electoral, y ha resaltado los logros del movimiento en favor de la infraestructura respecto a la implicación y unidad empresarial, la voluntad política, la cohesión territorial, la conciencia social y el rigor técnico.

El técnico ferroviario Xavier Lluch ha señalado que desde Algeciras hasta la frontera francesa todo el Corredor Mediterráneo está en marcha, y ha reivindicado el objetivo de la doble plataforma en ancho internacional.

Carril Valencia-Castellón

Entre los compromisos cumplidos se encuentra la puesta en servicio del tercer carril en el tramo Valencia-Castellón, y entre los pendientes está el AVE entre Granada y Antequera, cuya puesta en marcha está prevista este año; y el tramo Tarragona-Vandellós, en fase de pruebas la doble vía en ancho ibérico eliminando el cuello de botella, que también debe entrar en funcionamiento en 2018.

De la misma manera para este año se espera, en septiembre, la puesta en funcionamiento del AVE Murcia-Monforte a través de plataforma de ancho internacional con velocidades reales de 300 km/h, y la licitación de las obra de siete tramos de la conexión de alta velocidad entre Murcia y Almería.

El miembro de AVE y presidente de Helados Estiu, Federico Félix, ha asegurado que con el sobrecoste de las exportaciones de los últimos quince años "ya estaría pagado" el corredor, y ha achacado a cuestiones políticas que no esté ya en marcha esta infraestructura.

El presidente de la patronal CEV, Salvador Navarro, ha destacado que los puertos necesitan buena conectividad para seguir siendo competitivos, y que se produce una diferencia de 7 u 8 días de mejora en los puertos del Atlántico en relación a los del Mediterráneo por este hecho.