Quim Torra, presidente de la Generalitat, ayer, en el Parlamento catalán
Quim Torra, presidente de la Generalitat, ayer, en el Parlamento catalán - EFE

Torra, sobre la reunión del Consejo de Ministros del 21-D en Barcelona: «No es la mejor fecha»

Arrimadas, Iceta y Fernández exigen al presidente de la Generalitat que se desmarque de los actos de boicot de los CDR

Barcelona Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Las preguntas al presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, en la sesión de control del Parlamento autonómico, este miércoles, se han centrado en la reunión del Consejo de Ministros del 21 de diciembre y en los actos de boicot que se están preparando por parte del independentismo más radical.

Los tres líderes de Ciudadanos, PSC y PP han preguntado a Torra por la seguridad en las calles de Barcelona el 21-D, que la Generalitat tiene que garantizar, y le han exigido que se desmarque de las iniciativas que los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) tienen pensado llevar a cabo para «paralizar» Cataluña.

Torra no se ha desmarcado, concretamente, de las convocatorias de los CDR pero sí ha reiterado que tanto él como su gobierno defienden los actos pacíficos, en favor del diálogo y, siempre, con el objetivo de la independencia de la región a través del derecho a la autodeterminación.

«Los actos de los CDR afectarán a miles de personas»

El presidente autonómico catalán ha mantenido dos duros enfrentamientos dialécticos con Inés Arrimadas (Cs) y Alejandro Fernández (PP), cuando estos le han exigido que explique las medidas que la Generalitat pondrá en práctica el 21-D para que se lleve a cabo un día normal en las escuelas, los comercios y la vida en la calle de Barcelona.

«Ampara a los CDR. Usted tiene responsabilidades y obligaciones, y los actos de los CDR del viernes afectarán a miles de personas. Hasta los Mossos d'Esquadra están pidiendo las órdenes suyas por escrito. Ampara y alienta a los violentos. Están dispuestos a todo. Y encima Pedro Sánchez le anda mendigando una reunión», ha dicho Arrimadas.

Fernández ha indicado que, en su opinión, a Torra «le importa un pimiento que los padres puedan llevar o no a sus hijos a los colegios de Barcelona el viernes, ni lo que les pase a los comerciantes y que la gente pueda entrar y salir de la ciudad». El líder de los populares catalanes ha apelado a la bancada de Junts per Catalunya y ERC para que tomen medidas.

Por su parte, Miquel Iceta (PSC) ha animado al presidente de la Generalitat a que sea valiente y «arriesgue» a la hora de buscar un diálogo franco y sincero con el Gobierno de España. «Hemos de ser capaces de arriesgar, salir de la zona de confort y cumplir con nuestra obligación. Necesitamos tender todos los puentes y dejar de cavar trincheras», ha añadido.

«No saldremos nunca de estos carriles»

Durante sus respuestas, Torra, más excitado que en sus habituales intervenciones parlamentarias, siempre pausadas, ha señalado que le parece que la fecha para la reunión del Consejo de Ministros para este 21-D «no es la mejor fecha», pero el Gobierno «tiene todo el derecho a reunirse en Barcelona».

Sobre la seguridad para el viernes, el máximo responsable de los Mossos d'Esquadra, en tanto que presidente autonómico, ha hecho una llamada «a la firmeza, al civismo, a la tranquilidad», y aunque no se ha desmarcado explícitamente de los CDR (con los que se siente unidos, como ha dicho en otras ocasiones), sí ha dicho que es partidario de la «no violencia».

Tras criticar las palabras de Pablo Casado en el Congreso de los Diputados, durante la sesión de control este mismo miércoles, y reprochárselas a Fernández, Torra ha añadido, dirigiéndose a Arrimadas: «Basta de mentiras y discursos falsos. Lo hemos repetido 50.000 veces y lo haremos siempre. Somos partidarios del respeto al diálogo, a los derechos civiles y humanos y al derecho a la autodeterminación de Cataluña. No saldremos nunca de estos carriles. Democracia, justicia y paz».