Iceta y Sánchez, esta mañana durante la reunión en Barcelona de las ejecutivas de PSC y PSOE
Iceta y Sánchez, esta mañana durante la reunión en Barcelona de las ejecutivas de PSC y PSOE - EFE
CATALUÑA

El PSOE pedirá al Congreso que se anulen las sentencias a Lluís Companys

La propuesta no de ley se produce tras un acuerdo con el PSC, ratificado hoy en Barcelona por Sánchez e Iceta

BARCELONAActualizado:

El PSOE presentará en los próximos días una proposición no de ley en el Congreso para que se declaren nulas las sentencias de 1939 y 1940 contra Lluís Companys, entonces presidente de la Generalitat de Cataluña, por “ilegítimas”, “nulas”, “injustas” y carecer de “eficacia y validez”.

Esta medida se enmarca en el acuerdo ratificado este viernes entre las direcciones del PSC y el PSOE, que han firmado los líderes de las dos formaciones, Miquel Iceta y Pedro Sánchez, respectivamente, en Barcelona.

En la propuesta no de ley, además, se reitera “la ilegitimidad del Tribunal de Represión de la Masonería y el Comunismo, del Tribunal de Orden Público, de los Tribunales de Responsabilidades Políticas y Consejos de Guerra constituidos por motivos políticos, ideológicos o de creencia religiosa” durante la dictadura franquista.

En el texto se hace un reconocimiento a las personas que “defendieron la legalidad institucional” durante los años de la dictadura, “pretendieron el restablecimiento de un régimen democrático en España” o “intentaron vivir conforme a opciones amparadas por derechos y libertades hoy reconocidos por la Constitución”.

En la exposición de motivos de esta propuesta, los socialistas recuerdan que en 2007 se aprobó la Ley de Memoria Histórica, que establece “medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la dictadura” y “declaró la ilegitimidad de los tribunales franquistas y el carácter radicalmente injusto de todas las condenas, sanciones y cualesquiera formas de violencia personal” producidas principalmente por razones políticas.

En este sentido, se indica que en 2009 el Gobierno de España entregó a los herederos de Companys “una declaración formal de reparación de la figura del expresidente de la Generalitat” reconociendo el sufrimiento que vivió “por razones políticas e ideológicas” y admitiendo que fue “injustamente condenado a muerte por una sentencia impuesta por un ilegítimo consejo de guerra”.

Finalmente, en la exposición de motivos de la propuesta no de ley, que se presentará en el Congreso para su votación, se hace mención a la reciente aprobación en el Parlamento de Cataluña de una reparación moral para las víctimas del franquismo. Una decisión que se adoptó por unanimidad.