El presidente de Societat Civil Catalana (SCC), Fernando Sánchez Costa, durante una entrevista para Europa Press
El presidente de Societat Civil Catalana (SCC), Fernando Sánchez Costa, durante una entrevista para Europa Press - Ep

La Plataforma de Afectados por el «Procés» nace para explicar que el independentismo es «tóxico»

La Societad Civil Catalana (SCC) presentará en septiembre su próxima formación para acoger también a los independentistas que se han dado cuenta de la «desintegración de Cataluña»

ABC
BarcelonaActualizado:

Sociedad Civil Catalana (SCC) presentará el próximo sábado 21 de septiembre la Plataforma de Afectados por el «Procés» con un objetivo definido: explicar que el proceso independentista en Cataluña «ha sido muy tóxico para el conjunto de catalanes». Así lo ha esplicado este sábado Fernando Sánchez Costa, el nuevo presidente de SCC.

«Queremos que se sepa aquí, en el resto de Europa y en el mundo, que aquí no estamos hablando sencillamente de un Estado que subyuga a unas minorías. No, la cosa es muy distinta, porque aquí hay mucha gente que se ha sentido también subyugada y discriminada por lo políticamente correcto, por la presión institucional y por el independentismo», ha afirmado Sánchez Costa en una entrevista con Europa Press.

La voluntad de SCC es abrir esta plataforma también a los independentistas que pueden sentirse afectados por el «procés» y que pueden llegar a pensar que «les han distorsionado algunos años de su vida prometiéndoles cosas que no se podían realizar». Para el presidente, ellos también «son víctimas de una estafa política», que asegura que consiste en prometer cosas que no se pueden cumplir y generar ilusiones que después se han transformado en desengaños, considera.

«Convivencia lingüística»

La plataforma será uno de los tres proyectos que la entidad prevé impulsar a corto plazo, pero no será el primero, ya que el sábado 7 de septiembre realizarán unas jornadas «por la convivencia lingüística» con la participación de académicos internacionales de toda España.

SCC busca con esta iniciativa «repensar el modelo lingüístico» tanto en Cataluña como en el conjunto de España, así como para lograr que todo el mundo, tanto catalanohablantes como castellanohablantes, tenga reconocidos sus derechos lingüísticos también en la comunidad autónoma catalana.

«Que sea normal en las instituciones, en los espacios públicos, y esto no pasa. Y también en el conjunto de España. España también puede repensar su modelo lingüístico. Nosotros no tenemos la fórmula; por eso queremos abrir el debate para que gente que sabe, que ha pensado desde perspectivas diversas, dialogue», ha argumentado Sánchez Costa.

Puertas abiertas

Sánchez Costa quiere ampliar la entidad que preside, por lo que llama a participar en ella a los que se sienten catalanes y españoles al mismo tiempo, ya sea «un poco más de eso o un poco más de lo otro». El presidente asegura que las puertas están abiertas para las personas que vienen del catalanismo y que, tras sentirse atraídas por el independentismo, «se han dado cuenta que solo conducía a la desintegración interna de Cataluña».

«Estas personas tienen que jugar un papel importante en SCC. Hay que hacer una estrategia ganadora; no solo puedes hacer una estrategia resistencialista. Queremos invitar a la mayoría de catalanes a superar este laberinto que nos tiene absolutamente hartos», ha zanjado.

En ese sentido, ha anunciado que el viernes 6 de diciembre, Día de la Constitución, presentarán en Madrid o en Barcelona la plataforma España 2030, un foro de debate «de gente muy diversa, desde la derecha a la izquierda, contando con nacionalistas», para que digan cómo se imaginan la España del futuro.

Posible manifestación

Preguntado por si SCC prevé celebrar otra manifestación como las que convocó en otoño de 2017, ha explicado que están preparados para convocarla en caso de que el independentismo «vuelva a apostar por la vía unilateral».

«Es evidente que dentro del independentismo llevan meses preparando una respuesta a la sentencia. Que sepan que nosotros también estamos preparando, a muchos niveles, la respuesta a un posible clima insurreccional. Se ha acabado eso de ir siempre a rebufo», ha dicho.

20.000 colaboradores

Entre los objetivos del presidente de SCC está fortalecer la entidad internamente para «tener incidencia en todos los sectores sociales», por lo que quiere ampliar el número de colaboradores económicos. Para eso ha diseñado un plan estratégico con el fin de crecer exponencialmente. SCC cuenta actualmente con cerca de 20.000 colaboradores, pero «tiene una estructura asociativa pequeña, con 200 socios». El objetivo es duplicar la estructura en un año, los colaboradores y los socios que hagan una aportación económica.

«Queremos pasar de ser una entidad más jerárquica a ser un entidad más de masas. Mi idea es dar mucho cauce a la iniciativa cívica. SCC no es una entidad que le dice a la gente lo que tiene que hacer, sino que es un cauce para que todos los que no se sienten independentistas encuentren un instrumento para desarrollar sus ideas», ha defendido.