Manifestación de Societat Civil Catalana en Barcelona
Manifestación de Societat Civil Catalana en Barcelona - PEP DALMAU

SCC lamenta que la Guardia Urbana divida «por cuatro o cinco» la asistencia a sus manifestaciones

La última manifestación de los constitucionalistas abre una nueva de cifras entre los organizadores de la marcha y la el Consistorio de Ada Colau

BARCELONAActualizado:

El presidente de Sociedad Civil Catalana (SCC), José Rosiñol, ha acusado hoy a la Guardia Urbana de Barcelona de dividir sistemáticamente «por 4 o 5» la asistencia a sus manifestaciones y de haber ido más allá ayer domingo, mientras que multiplica los participantes de las marchas independentistas.

Rosiñol ha asegurado que la entidad cuenta con expertos que validaron que ayer hubo 200.000 personas en la manifestación convocada en Barcelona para exigir a los partidos independentistas que formen un gobierno, y no 7.000 tal y como aseguró la Guardia Urbana.

Además, ha atribuido el descenso de participantes respecto a marchas anteriores a la disminución de la «tensión social». «Ha bajado el nivel de riesgo de hacernos daño, de llegar a un precipicio, de romper un país y de salir de la Unión Europea», ha reconocido en una entrevista en TV3.

Dinámicas perversas

Sin embargo, Rosiñol ha avisado de que sigue habiendo un problema en Cataluña porque los partidos independentistas «continúan en unas dinámicas perversas» pese a que su mayoría parlamentaria se sustenta en una minoría de votos en la calle. En este sentido, ha instado al independentismo a presentar un candidato que asuma que en democracia se tiene que hacer todo dentro del marco legal y que no haya sido previamente «protagonista de la deriva hacia la fractura social catalana».