El candidato de Junts per Catalunya a la investidura que debía celebrarse el lunes, Jordi Sànchez
El candidato de Junts per Catalunya a la investidura que debía celebrarse el lunes, Jordi Sànchez - EFE

Iceta pide a Torrent no postergar investidura por una condición «imposible» como la excarcelación de Sànchez

Los socialistas pidieron ayer al Tribunal Constitucional que suspendiera el aplazamiento del pleno decidido por Roger Torrent

BARCELONAActualizado:

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha pedido hoy por carta al presidente del Parlament, Roger Torrent, que no siga postergando la celebración de un pleno de investidura planteando una «condición de imposible cumplimiento en un plazo razonable de tiempo». Ayer, los socialistas también pidieron al Tribunal Constitucional (TC)que suspendiera el aplazamiento del pleno decidido por Torrent.

En su escrito, registrado hoy en el Parlament, el dirigente socialista recuerda que Torrent convocó inicialmente para el lunes 12 de marzo la sesión de investidura de Jordi Sànchez -exlíder de la ANC y candidato de Junts per Catalunya-.

Sin embargo, el pasado viernes el presidente de la Cámara catalana decidió aplazar la cita para permitir que el candidato pudiese pedir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos medidas cautelares para permitirle ser investido pese a la negativa del Tribunal Supremo a excarcelarlo.

Extracto de la carta de Iceta a Torrent
Extracto de la carta de Iceta a Torrent - ABC

Iceta apunta en la misiva que el aplazamiento decretado por Torrent se justificaba por el anuncio de la defensa de Sànchez de acudir este mismo lunes al Tribunal de Estrasburgo. Sin embargo, finalmente los abogados de Sànchez, que sigue en prisión preventiva, presentaron ayer un recurso de apelación ante la sala de lo penal del Supremo, antes de acudir a Estrasburgo.

Iceta argumenta en su carta que la «razón» por la que Torrent aplazó el pleno de investidura «resulta en este momento inexistente y el cese de este aplazamiento depende de una condición imposible de cumplir en un plazo razonable de tiempo». «Le pido, por lo tanto, que se replantee su decisión y que la celebración del pleno de investidura no permanezca más tiempo sometida a una condición de imposible cumplimiento en un plazo razonable de tiempo», concluye.