Nilños en una escuela de Cataluña
Nilños en una escuela de Cataluña - ABC

Educación estudia restablecer la «casilla» del castellano en Cataluña

El Gobierno quiere que el castellano vuelva a ser lengua vehicular en las escuelas catalanas

Educación también ha ampliado la investigación sobre el posible adoctrinamiento en los libros de texto de Catalunya

ABC.ES
BARCELONAActualizado:

El secretario de Estado de Educación, Marcial Marín, ha afirmado que el Gobierno está estudiando si la aplicación del artículo 155 de la Constitución Española permite a su ministerio regular las matrículas y preinscripciones en Cataluña, informa Ep. Esto serviría para recuperar una casilla sobre la «opción lingüística» que permita escolarizar a los menores en castellano, tal y como piden algunos colectivos del sector educativo.

«Somos sensibles con el problema y estamos en ello. Pronto lo anunciaremos, pero quedan todavía unas semanas (para abrir el periodo de matriculación)», ha señalado el número dos de Edudación en declaraciones a la prensa tras reunirse con la Conferencia de Decanos de las facultades de Formación del Profesorado y Educación.

Marín ha respondido así a la petición del colectivo Ames, que ha interpelado al ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, con una carta pidiéndole que en los impresos de preinscripción se incluya una casilla de opción lingüística, para que las familias que quieran matriculen a sus hijos en castellano.

Adoctrinamiento en los libros catalanes

El secretario de Estado también ha explicado hoy que el ministerio de Educación ha ampliado la investigación sobre el posible adoctrinamiento en los libros de texto de Cataluña y ha pedido ayuda para ello a la Real Academia de Historia. Según el número dos de educación, no solo se están examinando los de Secundaria sino que también lo hará con los de Primaria, motivo por el cual se está retrasando la publicación del informe urgente anunciado ya hace nueve meses.

«El informe está en marcha, se ha ampliado y se ha llevado a Primaria también, no solo a Secundaria, y queremos que tenga el aval de la Real Academia de la Historia», ha explicado Marín, que ha justificado así el retraso del mismo. Según ha detallado, este proceso es muy complejo porque los medios del ministerio y de la Alta Inspección en cada comunidad autónoma «son escasos».