Un comercio de Barcelona, en plena campaña de rebajas
Un comercio de Barcelona, en plena campaña de rebajas - EFE

Llegan las rebajas a Barcelona con descuentos de hasta un 70%

La capital catalana se vuelca con los descuentos para liquidar stocks de temporada

BARCELONAActualizado:

Hay muy pocas palabras que disparen tanto la atención de los consumidores como «descuentos». Por este motivo, las liquidaciones de verano se han transformado estos días en las grandes vedettes de las calles de la Ciudad Condal. Las rebajas de temporada este año comenzaron oficialmente el pasado viernes, aunque algunos comercios se han adelantado a la gran ola de descuentos proponiendo generosos beneficios a sus clientes desde el lunes pasado. De esta manera, quienes recorran Barcelona estos días pueden obtener descuentos de hasta un 70% en los productos, dependiendo de cada firma.

Si bien las liquidaciones suelen arrancar el 1 de julio y se prolongan hasta el 31 de agosto, la pelea por conquistar las carteras de catalanes y turistas ha hecho que los comercios den un paso adelante en esta materia con el firme objetivo de seducir a los potenciales compradores.

Barcelona «on sale»

Una de los primeras en dar la señal de largada de las liquidaciones fue la firma de la argentina Antonela Roccuzzo, mujer del futbolista Lionel Messi, Sarkany Barcelona, que por estos días ofrece hasta un 70% de descuento en algunos de sus productos. La oferta aplica tanto para las compras en la tienda física de la marca -ubicada en la glamurosa avenida barcelonesa de Diagonal- como para los consumos realizados por los usuarios a través de internet.

La icónica marca catalana Desigual no se queda atrás a la hora de ofrecer beneficios a quienes visiten en estas semanas sus tiendas. En este caso, las rebajas están focalizadas especialmente en bañadores, vestidos y bolsos veraniegos. Allí, los descuentos en la mercadería alcanzan hasta un 50% del precio de los productos.

En el caso del mítico El Corte Inglés, los descuentos han comenzado esta misma semana y abarcan rebajas en distintos productos tales como ropa de baño, bolsos, zapatos, indumentaria deportiva y artículos de decoración. Los ahorros que pueden conseguir los consumidores se extienden hasta un generoso 40% del valor de los productos, dependiendo de cada artículo y se engloban bajo el eslogan «Festival de los descuentos».

La firma H&M tampoco escatima a la hora de impulsar la venta de la mercadería residual de la temporada primavera-verano. De hecho, esta marca fue una de las primeras en dar el puntapié inicial de la liquidación el pasado miércoles 27 de junio. Las rebajas en sus artículos alcanzan hasta un 60% y desde la marca impulsan a los consumidores a gastar sus euros en sus tiendas con la frase «¡Consíguelo antes de que se agote!». En la mayoría de los casos, los beneficios que se ofrecen estarán vigentes durante poco más de un mes, aunque muchas marcas aclaran puntualmente que se implementarán «hasta agotar stock».

Existen dos grandes razones que explican claramente por qué la capital catalana recibe este año con tanta antelación la anhelada llegada de las rebajas. En primer lugar, a diferencia de otras ciudades del mundo, en Barcelona no existe una fecha puntual estipulada por ley que permita a las firmas comenzar con esta estrategia de venta, por lo que su inicio habitualmente queda librado a la decisión de cada una de las marcas en particular.

Pero, además, hay otro motivo de orden económico que juega en favor de rematar los artículos de indumentaria: la región en general experimenta desde comienzos de este año una caída en las compras realizadas en los comercios. De hecho, según datos de la Comisión de Economía Catalana del Colegio de Economistas, entre los meses de enero y abril el índice de ventas en grandes superficies sufrió un desplome de casi un 3%, mientras que el índice de comercio al detalle sólo se incrementó en un 1,9%.

Estas son algunas de las razones por las cuales, en estos días, las marcas más reconocidas se pelean en las principales avenidas y centros comerciales de Barcelona por conquistar a los clientes que recorren las tiendas sedientos de grandes descuentos. Caminar, recorrer y comparar precios y rebajas son las claves para poder sacarle el máximo provecho a este período del año y renovar el armario desembolsando la mínima cantidad de euros posible.