Los investigadores rastrearon ayer martes las viviendas de los arrestados en Cornellà de Llobregat
Los investigadores rastrearon ayer martes las viviendas de los arrestados en Cornellà de Llobregat - EFE

Los Mossos hallan indicios de que Janet Jumillas, la joven desaparecida de Viladecans, fue asesinada

Al menos uno de los dos detenidos por el caso en Cornellà pasará mañana jueves a disposición judicial

BarcelonaActualizado:

En un exhaustivo rastreo, que ha tenido como escenarios principales los domicilios de los dos detenidos en Cornellà de Llobregat (Barcelona), los Mossos d'Esquadra han hallado en una de esas viviendas indicios de que Janet Jumillas, la joven de Viladecans desaparecida, fue asesinada, según han explicado a ABC fuentes de la investigación.

Estos «elementos», de carácter biológico, pero de los que no han trascendido más detalles, han sido encontrados en el registro del piso -en la calle Ramon Sala Massagué- del principal detenido ayer por la desaparición. Para los investigadores este hallazgo confirma que la mujer murió de forma violenta. En principio está previsto que al menos el principal sospechoso del crimen pase mañana a disposición judicial. Se llama Aitor y es de nacionalidad española.

Los agentes de la Policía catalana continúan con sus pesquisas, con el objetivo prioritario de encontrar el cuerpo de la chica, de 39 años, de la que el pasado 13 de marzo sus familiares le perdieron la pista. Cinco días después, los Mossos hallaron en las cercanías de la delegación de Hacienda de Cornellà, a la que Jumillas había ido a hacer gestiones, el coche de la joven. La vivienda de Aitor, que ayer los agentes registraron durante horas, está a diez minutos a pie de esa oficina.

Los Mossos ya han comunicado a los familiares de la mujer, madre de dos hijos, el hallazgo de estos indicios. Ahora, se centran en localizar el cadáver.

Según fuentes de la investigación, el principal sospechoso se movía en ambientes marginales relacionados con el tráfico de drogas a pequeña escala. El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Cornellà, que dirige el operativo, mantiene la causa bajo secreto de actuaciones.