Vista de uno de los tramos de la manifestación - EP

El constitucionalismo reivindica la hispanidad de Cataluña y la figura del Rey en el 12-O

Miles de personas se manifiestan en Barcelona para celebrar el Día de la Fiesta Nacional el día después de que el Parlament aprobase reprobar al Rey

«Somos los catalanes legales y leales a España», afirma la organización de la marcha, que asegura haber reunido a 300.000 personas en la capital catalana

BarcelonaActualizado:

El constitucionalismo catalán ha vuelto a salir a la calle este viernes para conmemorar el Día de la Fiesta Nacional y, desde las once del mediodía, recorre el Paseo de Gràcia de Barcelona en una marcha que, además de celebrar la unidad de España, reivindica el papel de la capital catalana como «garante de la Hispanidad».

Ese es, de hecho, el lema de una marcha que, por primera vez en los últimos años, ha conseguido reunir a más de 5o entidades civiles, plataformas y partidos en un acto unitario y que, según la organización, ha reunido a 300.000 personas en el centro de la ciudad (65.000 según la Guardia Urbana). Al final de la manifestación, los organizadores también han aprovechado para anunciar los resultados del referéndum satírico organizado por la Plataforma por Tabarnia. En este contexto, su presidente, Albert Boadella, ha «proclamado» la autonomía de Tabarnia, y segundos más tarde, la ha suspendido entre las risas de los asistentes.

«Lealtad a España y al Rey»

Durante los discursos que han cerrado la marcha -en la que ha sonado «Barcelona» en homenaje a la desaparecida Montserrat Caballé- se ha reivindicado la «lealtad» de Cataluña a España. «Exigimos respeto a nuestras instituciones; al Rey, a la bandera, al himno. Nadie va a negarnos nunca el orgullo de ser y sentirnos españoles», ha resaltado el organizador de la jornada, el presidente de Espanya i Catalans, Javier Megino.

La marcha, que ha llegado poco antes de mediodía a plaza Cataluña, reúne a miles de personas en el centro de Barcelona, algunas de ellas llegadas desde otras localidades como Tarragona o Cambrils, en un ambiente festivo y un gran despliegue de banderas españolas, europeas y catalanas. Cristina, una vecina de Badalona ha explicado a ABC los motivos por los que ha acudido a la manifestación. «Me gustaría no tener que estar aquí pero tal y como lo veo todo, me toca reivindicar la Hispanidad», ha señalado después de lamentar que el independentismo «radical» haya empezado a utilizar la «violencia» en sus manifestaciones.

PP y Cs presentes. El PSOE, desaparecido

A la manifestación de este viernes se han sumado entidades como Societat Civil Catalana, Empresaris de Catalunya o Plataforma por Tabarnia, entre muchos otros. También el PP y Cs se han unido a la convocatoria con la presencia de algunos de sus dirigentes como Inés Arrimadas, Xavier García Albiol o Dolors Montserrat.

A diferencia de lo ocurrido el año pasado en la gran manifestación del 8 de octubre, en esta ocasión ni Miquel Iceta ni ningún representante del PSC o el PSOE han acudido a la manifestación. De hecho, los participantes en la protesta han pedido la dimisión del Ejecutivo socialista en repetidas ocasiones. Las críticas a Pedro Sánchez también estaban presentes en cánticos y pancartas.

La portavoz del PP en el Congreso y mano derecha de Pablo Casado, la catalana Dolors Montserrat, ha felicitado el Día de la Fiesta Nacional a varios manifestantes congregados en el Passeig de Gràcia de Barcelona. «Nunca más vamos a tener una Cataluña silenciada», ha explicado en declaraciones a la prensa después de pedir al Gobierno de Pedro Sánchez que defienda la unidad de España. «Hoy es un día muy especial y emotivo», ha remachado la diputada popular.

Por su parte, la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, ha acudido a la marcha de Barcelona acompañada de varios diputados de la formación naranja. «Son los socios de Sánchez los que han reprobado al Jefe del Estado», ha recordado ante la prensa después de advertir que el Ejecutivo socialista se apoya en «populistas e independentistas». «Es indecente», ha concluido la líder de la oposición en Cataluña entre gritos a favor de la unidad de España.

El presidente de Societat Civil Catalana, José Rosiñol, ha querido hacer notar que, desde la «declaración de independencia» del año pasado, la participación en estas manifestaciones ha visto incrementada su participación. «El Parlamento de Cataluña ya no solo es inutil para gobernar porque se ha pasado meses cerrado sino que se ha convertido en un espectáculo, una cámara de propaganda, al reprobar al Rey», ha indicado a la prensa después de que el legislativo catalán aprobara con votos del independentismo y los comunes una propuesta de resolución criticando al Monarca.