El Gobierno regional se hizo ayer su última fotografía con Milagros Marcos y Alicia García como consejeras
El Gobierno regional se hizo ayer su última fotografía con Milagros Marcos y Alicia García como consejeras - F. HERAS

Herrera rediseña su gobierno tras la salida de Marcos y García rumbo al Congreso

De Santiago-Juárez vuelve a ser el portavoz de la Junta, cargo que ya ocupó hasta 2015, mientras Suárez-Quiñones asume Agricultura y Ganadería y Carriedo se ocupa de Familia

MONTSE SERRADOR
VALLADOLIDActualizado:

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, ha rediseñado su Gobierno para los próximos meses, hasta que las urnas decidan el 26 de mayo quien será el encargado de dar forma a un nuevo ejecutivo autonómico. Es, precisamente, la cita electoral más inmediata, la de los comicios generales del próximo 28 de abril, la causante de una crisis de gobierno que ha supuesto la salida de dos consejeras, Milagros Marcos (también portavoz) y Alicia García, cuyas funciones serán asumidas por los responsables de otros dos departamentos de la Junta.

De esta forma, Milagros Marcos, cabeza de lista al Congreso por la provincia de Palencia, cesa desde hoy en el cargo de consejera de Agricultura y Ganadería, departamento que asumirá el titular de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones. Marcos también ha renunciado a su puesto como portavoz del Gobierno regional, función que venía desempeñando desde septiembre de 2015. Esta labor pasa al vicepresidente de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, ocupación que no es nueva para él, ya que también la asumió desde 2007 a 2015.

La otra salida del Gobierno regional es la de Alicia García, designada candidata al Congreso por la provincia de Ávila. En este caso, sus funciones pasarán a manos del consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo.

Segunda crisis

La de ayer fue la segunda remodelación del Gobierno de Castilla y León en esta legislatura -que arrancó en julio de 2015- si bien en esta ocasión las causas son bien distintas. Ahora, responde a la salida de dos consejeras que dan el salto a la política nacional al ser candidatas a la Cámara Baja. No hay que olvidar que en abril, probablemente a finales, se producirá otra «baja» en el Gobierno de Herrera, en este caso la de la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, que aspira a ser la primera alcaldesa de la ciudad de Valladolid bajo las siglas del PP, si así lo deciden las urnas. Será por lo tanto necesario, en esas fechas, hacer un nuevo ajuste en el Ejecutivo autonómico para cubrir la marcha de Del Olmo.

También la primera crisis de gobierno provocó un triple movimiento, cuando en septiembre de 2016 presentó su dimisión Rosa Valdeón, que ocupaba los cargos de vicepresidenta de la Junta, portavoz y consejera de Empleo, al dar positivo en un control de alcoholemia. Entonces, dichos puestos fueron ocupados por De Santiago-Juárez, Milagros Marcos y Carlos Fernández Carriedo, respectivamente.

«No hay desbandada»

Marcos, durante su comparecencia de ayer tras el Consejo de Gobierno, la última como portavoz de la Junta, negó que, como denuncia la oposición socialista, la salida de consejeras del Gobierno regional sea una «desbandada». «Se equivocan», insistió, dado que. a su juicio, «asumimos nuevas responsabilidades con absoluta normalidad como ocurre siempre que hay elecciones». Además, aseguró «apoyar al proyecto nacional es apoyar al regional, defendiendo los intereses de Castilla y León».

La portavoz negó que Alicia García se sienta decepcionada por no poder defender en las Cortes el próximo miércoles la Ley de Conciliación, una de sus principales apuestas durante la legislatura que está a punto de concluir. Será, en cualquier caso, Fernández Carriedo el encargado de defender la iniciativa legislativa que, todo apunta, será aprobada en el último pleno antes de que se disuelvan las Cortes para la posterior convocatoria de elecciones.