Alfonso Fernández Mañueco, en un acto de campaña en Ponferrada (León)
Alfonso Fernández Mañueco, en un acto de campaña en Ponferrada (León) - F. HERAS

Mañueco: «No se nos va a olvidar la traición del PSOE al Bierzo»

Plantea un plan de transformación industrial para llevar la inversión a la comarca leonesa

PonferradaActualizado:

«Alzad la voz para decir al sanchismo y al socialismo que no se pueden hacer las cosas así. Necesitamos alternativa». «Han traicionado a la comarca del Bierzo», clamó ayer desde Ponferrada el candidato del PP a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, por el anticipado cierre de las minas. Y eso, apostilló, «no se nos va a olvidar el 26 de mayo». Estar en la capital del Bierzo y no citar al carbón era complicado, por más que en el fondo sea echar sal a una herida aún abierta y que en la comarca no olvidan que gobiernos de distinto signo político no han evitado su fin. De hecho, poco entusiasmo levantaron las declaraciones del dirigente popular ante los 300 asistentes al acto matinal.

Eso sí, tras la crítica, momento de mirar al frente. Y con la vista puesta al futuro, el candidato popular hizo sus propuestas para dar aire a la comarca. Entre ellas, convertir el plan de cuencas mineras en uno de transformación industrial «para toda la comarca» con el que «traer inversión» y empleo. También, «recuperar poder industrial para esta tierra», explotando sus recursos endógenos, como la biomasa o la agroalimentación, sin olvidar «potenciar» la internacionalización de las empresas, entre otras medidas, que pasan, asimismo, por la apuesta por las infraestructuras. También «hacia adelante» llamó a mirar el cabeza de lista del PP a las Cortes por León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, tras censurar el precipitado cierre de las minas por el PSOE por haber querido ser «más papistas que el papa». Una «traición» que, consideró, les «inhabilita para defender ningún proyecto en esta tierra».

Para ese porvenir también va dirigido el Plan de Reequilibrio Industrial, dotado con 20 millones y con el objetivo, como comprometió Mañueco ayer por la tarde en Benavente (Zamora), de crear 5.000 empleos, sobre todo en el mundo rural.