Momento en el que los invitados tratan de reducir al joven marroquí qye irrumpió en la iglesia de San Pablo de Valladolid - F. BLANCO
Sucesos

Continúa detenido el joven marroquí que irrumpió en una boda en Valladolid al grito de «Alá es grande»

El joven está «acusado de alteración del orden público, amenazas y delito contra los sentimientos religiosos»

H. D.
ValladolidActualizado:

El joven marroquí que este sábado fue detenido tras irrumpir al grito de «Alá es grande» en la Iglesia de San Pablo de Valladolid mientras se estaba celebrando una boda continúa este domingo arrestado en la Comisaría de Delicias, donde proseguirá hasta pasar a disposición judicial, que será mañana lunes «como mínimo», han señalado fuentes de la Policía Nacional.

Según los testigos presenciales, el hombre entró en el templo bastante alterado y se dirigió al altar con la intención de derribar objetos litúrgicos e incluso trato de agredir al sacerdote que estaba oficiando la ceremonia cuando algunos de los invitados intentaron reducirle.

Finalmente, miembros de miembros de la Policía Nacional, así como de la Policía Municipal, llegaron a la iglesia y detuvieron al hombre, que fue trasladado a dependencias de las Fuerzas de Seguridad en un furgón «acusado de alteración del orden público, amenazas y delito contra los sentimientos religiosos». Según detallaron horas más tarde fuentes de la Subdelegación del Gobierno, el arrestado tiene 22 años de edad y reside en Valladolid con permiso de estudiante. El joven, que en el momento de la detención no portaban ningún arma, tiene antecedentes por alteración del orden.

Según relataron a este periódico los testigos, el incidente obligó a parar la ceremonia durante «alrededor de veinte minutos». Tras la detención del hombre y la inspección del templo por parte de los Tedax -el proceder del arrestado era similar al algunos atentados cometidos por yihadistas-, y una vez calmado los novios, testigos e invitados ha podido reanudarse la ceremonia.