Unos quince turismos han sido arrastrados por la lluvia - ABC

Una tromba de agua deja numerosas viviendas inundadas en Cebolla

La carretera autonómica CM-4000 permanece cortada tras la lluvia torrencial caída este sábado

ToledoActualizado:

La lluvia torrencial caída sobre las cuatro de la tarde de este sábado en Cebolla ha provocado el desbordamiento del arroyo Sangüesa a su paso por la localidad, donde ha inundado numerosas viviendas, bajos y garajes, y arrastrado a unos 50 vehículos. También ha sido necesario el corte de la carretera autonómica CM-4000, que une Talavera de la Reina y Toledo, al haberse formado grandes balsas de agua.

La alcaldesa de Cebolla, Silvia Díaz, ha hecho una primera valoración para ABC, todavía profundamente «impresionada» por lo ocurrido, y ha explicado que las fiestas en honor a Nuestra Señora de la Antigua, que han comenzado este viernes, se han suspendido, «porque entre otras muchas calamidades, no tenemos luz», ha detallado en la tarde del sábado.

«La riada ha arrastrado unos 50 vehículos, muchos de ellos de feriantes que los necesitan para ganarse el pan de cada día, ha causado grandes daños en una treintena de viviendas, el agua se ha llevado la fachada de la farmacia y ha deteriorado el centro de salud», ha comentado desolada la regidora.

Según ha informado a Efe el servicio de urgencias y emergencias 112, además de la citada vía, también se ha visto afectada por la riada la carretera autonómica CM-4001, aunque en este caso no ha hecho falta cortar los accesos al pueblo.

En el lugar de suceso trabajan, en estos momentos, bomberos del Consorcio de Toledo y de Belvís de la Jara, además de las agrupaciones de protección civil de Fuensalida y El Casar de Talavera, que han aportado bombas de achique para retirar el agua de los inmuebles inundados.

00:13

También se ha desplazado un helicóptero sanitario del Sescam en prevención de que tuviera que trasladar algún herido, si bien hasta el momento el 112 no tiene constancia de ninguna desgracia personal.

No es la primera vez que Cebolla vive esta desagradable situación. El último susto se lo llevaron en julio de 2017, cuando el agua del arroyo volvió a saltar el puente inundando la calle principal del municipio, tras dos días de intensas lluvias. Entonces brigadas de operarios de la Diputación de Toledo ayudaron en las labores de limpieza y unos meses después el Gobierno de Castilla-La Mancha anunció que iba a invertir 25.000 euros para ejecutar las obras de urgencia en el puente de la CM-4002 a su paso sobre el arroyo Sangüesa.

Se trata del drenaje del arroyo en el punto kilométrico 10,240 de la CM-4002. Según dijo entonces la consejera de Fomento, Agustina García Élez, «no existe ningún problema estructural en el puente, pero conviene repararlo; la estabilidad de la estructura no peligra a corto plazo, pero la erosión producida por la escorrentía puede seguir avanzando y comprometer la situación en un futuro si no se procede a su reparación».

Las lluvias anegan todo el centro de Cebolla, con el inconveniente de que es en esta zona donde están los principales servicios, así como el puente es imprescindible para que crucen los escolares tanto al colegio como al instituto. De hecho, el Consistorio ya remitió el año pasado una propuesta a la CHT para actuar con fondos propios en la construcción de un colector.

También hubo inundaciones en agosto y octubre de 2015.

Por otro lado, en la provincia de Cuenca, también se han producido trombas de agua que han obligado a cortar la carretera que une las localidades de Villalba del Rey y Cañaveruelas y que han ocasionado destrozos en las plantaciones de girasol. Treinta y una provincias de doce comunidades continúan en alerta (naranja o amarilla) por fuertes lluvias y tormentas y, en el caso de Castilla-La Mancha, los fuertes chubascos afectan a toda la comunidad salvo a la provincia de Guadalajara.