El doctor Antonio Gómez junto a su colega Manuel Esteba, jefe del Servicio de Urología del Hospital de Parapléjicos
El doctor Antonio Gómez junto a su colega Manuel Esteba, jefe del Servicio de Urología del Hospital de Parapléjicos - ABC

«Necesitamos riñones jóvenes de donantes vivos para trasplantes»

Antonio Gómez, jefe del Servicio de Urología y Transplante Renal del Hospital Virgen de la Salud de Toledo.

Medalla al Mérito Sanitario de Castilla-La Mancha

ToledoActualizado:

Acaba de recibir la Medalla al Mérito Sanitario de Castilla-La Mancha, entre otras razones, por toda una vida dedicada a la medicina. Desde hace 14 años está al frente del Servicio de Urología del hospital Virgen de la Salud de Toledo. Además, todos los años realiza cirugía solidaria en Centroamérica con la Asociación Española de Urología, de la que es vicepresidente. «Operamos gratis a gente pobre de otros países. De Toledo vamos varios compañeros, y también el doctor Esteban, de Parapléjicos. Y enseñamos también a los profesionales de allí», explica.

¿Qué supone para usted este galardón?

Estas medallas son el reconocimiento a una labor de muchos años. Yo llevo mucho tiempo en Toledo, vine en 1980, y aquí hice la residencia. Cuando acabé el MIR me fui un par de años a Madrid, al hospital de Móstoles, y luego volví al Virgen de la Salud.

Se formó con el doctor José Ollé, una destacada figura de la Urología. Desde entonces, ¿qué avances ha experimentado la especialidad en cuanto a tratamientos y nuevas técnicas?

Sí, soy jefe de servicio desde que el doctor Ollé se jubiló. La Urología es una de las especialidades que más ha evolucionado tanto desde el punto de vista técnico, con nuevos aparatajes, como en tratamientos como el del cáncer de próstata o riñón. Esta especialidad no tiene absolutamente nada que ver con lo que había antes. Ahora, tecnológicamente, están la laparoscopia para tratamiento de litiasis de los riñones, o para quitar tumores de riñón, y luego otras técnicas que de momento no tenemos aquí en Toledo, pero que posiblemente tengamos en el hospital nuevo, como el robot quirúrgico.

¿Qué ventajas tiene el robot?

Es cirugía laparoscópica pero guiada. El robot no opera solo, lo maneja un cirujano. Tiene la ventaja de la visión, que es mucho más próxima, más ercana; y que el robot elimina los movimientos no deseados, el temblor, es más preciso en todos los tratamientos con láser, tanto en la próstata como en las litiasis. Todo eso ha evolucionado mucho en los últimos años.

El doctor Gómez recibe la Medalla al Mérito Sanitario de manos del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page
El doctor Gómez recibe la Medalla al Mérito Sanitario de manos del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page - JCCM

¿Cuántos urólogos forman parte del Servicio de Urología de Toledo?

Somos 15 de plantilla, y 5 residentes.

¿Cuántas intervenciones realizan al año?

Más de 700 intervenciones mayores, además de muchas menores y muchísimas consultas en los CEDT de Toledo, Ocaña e Illescas.

¿Qué patología urológica predomina entre la población toledana?

La población de Toledo ha aumentado en los últimos años, y además está envejeciendo. Por lo tanto, cada vez hay más patologías de pacientes mayores, y cada vez se diagnostican antes. Por ejemplo, están todos los problemas de próstata, tanto malignos como benignos. Toledo es una provincia donde también hay muchos tumores vesicales, y los tumores renales han crecido en los últimos años. También hay mucha litiasis (formación o presencia de cálculos o piedras en algún órgano, especialmente en las vías urinarias y biliares). A ello se añaden los extranjeros que llegan a nuestra comunidad y que vienen ya con litiasis de sus países. Suponen un tanto por ciento grande de las patologías que tratamos.

Toledo es una provincia con muchos problemas de próstata y tumores vesicales y renales, además de litiasis

¿Los hombres siguen llegando tarde a ser diagnosticados de cáncer de próstata o están más concienciados?

Están más concienciados porque muchos médicos de cabecera les hacen pruebas, el famoso PSA, un marcador para el cáncer de próstata. Nos los envían y hacemos muchas biopsias, muchas pruebas. Ahora hacemos un tipo de resonancia magnética multiparamétrica para el estudio de la próstata. Los tumores de próstata, cuando están localizados en la próstata, se pueden operar y curar; el problema es si se descubren cuando ya se han salido de la próstata y hay metástasis, pero ahora mismo es la minoría.

ntes muchos hombres morían por cáncer de próstata, pero el número se ha reducido considerablemente.

Los métodos diagnósticos eran menores y los hombres venían menos a consulta. Esa reducción se produce bien porque los hombres lo saben, o bien porque las mujeres les instan a que vayan al médico.

¿Hay menos enfermedades urológicas entre las mujeres?

Están todas las enfermedades del aparato urinario de las mujeres, el riñón, la vejiga. Cada vez hay más tumores vesicales en las mujeres, quizá también porque ellas fuman más ahora que antes. Fumar es quizá el primer factor de riesgo para los tumores vesicales. Y luego están todas las patologías de la incontinencia femenina, las vejigas. Mujeres vemos muchas en el servicio, cada vez más; quizá veamos más hombres por la próstata, pero las mujeres van en aumento.

En su servicio se realizan también trasplantes de riñón.

En la comunidad hay dos centros donde se hacen trasplantes de riñón, Albacete y Toledo. Desde hacía muchos años, en el servicio hacíamos extracciones para trasplantes, y se enviaban los riñones al hospital 12 de Octubre de Madrid. Pero desde hace unos doce o trece años nosotros hacemos todos los trasplantes en el Virgen de la Salud. El programa va bien, cada vez mejor. El problema, como en todos los sitios, es el de los donantes. Es verdad que en los últimos años la tasa de rechazo, generalmente de los familiares que no acceden a la donación, está siendo menor, pero todavía se necesitan más riñones para hacer implantes a gente que está en diálisis.

¿Hay mucha lista de espera para transplante renal en Toledo?

Todavía hay gente en lista de espera, sí. El problema con el que nos encontramos actualmente, y no solo en Castilla-La Mancha sino en todo el país, es que se necesitan riñones de gente joven para pacientes jóvenes. Y riñones de pacientes jóvenes hay pocos porque accidentes de tráfico prácticamente ya no hay. Los donantes que hay ahora son de accidentes cerebrovasculares, ictus, problemas de trombosis del cerebro, y suele ser gente mayor.

¿Y qué solución hay?

Para eso se han iniciado todos los programas de donación de donante vivo, gente que dona uno de sus riñones a un familiar o a otra persona. Y luego está la donación en asistolia. Con todo eso se trata de conseguir no solo más riñones sino riñones de gente más joven para implantar a gente joven.