El juicio tendrá lugar en esta sala, que corresponde a la Sección Primera de la Audiencia de Toledo
El juicio tendrá lugar en esta sala, que corresponde a la Sección Primera de la Audiencia de Toledo - Luna Revenga

Juzgan a un empleado de una caja de ahorros por una presunta estafa de 419.000 euros

El ministerio fiscal pide 6 años de prisión por la supuesta autoría de dos delitos

Toledo Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Un empleado que trabajaba para la Caja de Ahorros de Extremadura en 2009 será juzgado esta mañana en la Audiencia Provincial de Toledo por una presunta estafa cometida aquel año.

El ministerio fiscal acusa al procesado, J. M. M., de haberse apropiado de 419.772,33 euros de varios clientes, entre ellos algunos de la comarca de Talavera de la Reina. Para ello, el acusador público asegura que el encartado manipuló el DNI de los clientes, además de otros documentos, para poder realizar operaciones en nombre de ellos.

También les convenció para que contrataran un producto con una mayor rentabilidad de los que se pudieran ofertar en ese momento. Los perjudicados depositaban diversas cantidades de dinero para tal fin, pero el acusdo no realizaba ninguna operación contable. Al contrario, se quedaba con el dinero para su propio beneficio.

La estafa se habría cometido desde la sucursal que Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Extremadura tiene en la localidad cacereña de Losar de la Vera (3.000 habitantes).

De la cantidad total obtenida por el procesado, el ministerio público asegura que 87.247,36 euros corresponden a clientes ficticios y el resto, 332.524,97 euros, es de clientes con justificantes de depósitos realizados de manera fraudulenta.

La Fiscalía de Talavera pide tres años de cárcel por un delito de estafa y otros tres más por otro delito de falsedad documental. Asimismo, solicita para el acusado, sin antecedentes penales, la pena de 12 meses de multa a razón de 12 euros diarios.

Por otro lado, el inculpado deberá indemnizar a la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Extremadura, si es condenado finalmente, con la cantidad obtenida mediante el presunto engaño:419.772,33 euros.

El juicio tendrá lugar en la Audiencia Provincial de Toledo porque las primeras diligencias de este caso se abrieron en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Talavera de la Reina, aunque el delito se cometió desde una sucursal bancaria en la provincia de Cáceres.