Nacho, durante su viaje a Mallorca para participar en el campeonato nacional
Nacho, durante su viaje a Mallorca para participar en el campeonato nacional

Nacho, el toledano de 8 años que representará a España en el Campeonato Mundial de Cálculo Mental

La prueba, que se realizará el 16 de julio en Kuala Lumpur, consistirá en resolver hasta 70 cálculos aritméticos en cinco minutos

ToledoActualizado:

A Nacho le encanta hacer cuentas desde chiquitito. Ahora tiene 8 años y su afición a los números le llevará, en unos días, a participar en el Campeonato Mundial de Cálculo Mental que se celebrará en Kuala Lumpur (Malasia) el 16 de julio.

Este jovencísimo toledano será el único representante de España en la ciudad asiática, donde se reunirán 600 niños de 13 países para participar en el campeonato, organizado por Aloha Mental Arithmetic desde 1993. La exigente prueba consistirá en resolver hasta 70 cálculos aritméticos en cinco minutos, y Nacho va con ganas de traerse otra copa y otra medalla en su nivel, el 5 de un total de 10.

Ignacio Bravo Martín (Toledo, 2009) estudia en el colegio público Valparaíso, en Toledo capital, donde acaba de cursar segundo de Primaria con buenas notas. Hace tres años, en este centro presentaron el proyecto Aloha como actividad extraescolar. «Es un programa de desarrollo mental, dirigido a niños de entre 5 y 13 años, con el que se potencia en ellos habilidades tan importantes como la inteligencia lógico-matemática, la atención y concentración, la memoria fotográfica, la creatividad y la imaginación, la orientación espacial o las habilidades analíticas», cuenta el padre de Nacho, Carlos Bravo, director del centro de tratamiento a drogodependientes «El Alba».

«Hace tres años le apuntamos al proyecto Aloha. A Nacho le gustaban las cuentas y encajó muy bien. Nos dimos cuenta de que estaba contento con el cálculo mental y al final del primer curso participó en el campeonato provincial. Se esforzó en querer tener su copa y su medalla, y ganó», recuerda su padre, enfermero de profesión como la madre, Elvira. Ellos aseguran que no le han hecho ninguna prueba para conocer su coeficiente intelectual ni para averiguar si Nacho es un niño de altas capacidades.

«Decía que quería seguir con esto y, durante tres años, ha conseguido ganar el campeonato provincial. Nos habían ofrecido ir al Nacional en otras ocasiones, pero lo rechazábamos porque, como padres, veíamos que solo era una actividad extraescolar para él y poco más», añade Carlos. Recalca que el programa Aloha, basado en la neurociencia y con el aval de la Sociedad Española de Pedagogía, «respeta los ritmos del niño y les enseña de forma lúdica y divertida». Cerca de mil alumnos cursan el programa en Castilla-La Mancha.

Este año, como sus padres tenían vacaciones, Nacho pudo viajar hasta Mallorca, donde el 10 de junio logró la segunda plaza en el campeonato nacional, con la participación de 300 niños. La organización propuso a los padres de Nacho que el niño viajara hasta Kuala Lumpur para participar en el campeonato mundial y ellos aceptaron la invitación, después de pensarlo durante unos días.

Nacho participará como único representante de España, si bien sus padres cuentan únicamente con pequeñas aportaciones económicas de dos patrocinadores, Ideac y CITA, para costearse los elevados gastos del viaje a Malasia. La primera empresa se preocupa de desarrollar las actividades innatas de los niños y la segunda trata a personas con déficit de atención o autismo, entre otros trastornos, con terapias realizadas con animales.

El pequeño Nacho volará a Kuala Lumpur el 12 de julio con un objetivo claro: disfrutar de la aventura y visitar las torres Petronas y su puente, el más alto del mundo situado entre dos edificios. «Nosotros le hemos dicho que viva el momento en un continente y en una ciudad diferentes», concluyen los padres.