El portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Nacho Hernando, al finalizar la rueda de prensa
El portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Nacho Hernando, al finalizar la rueda de prensa - JCCM

La Junta invierte 36,9 millones para 120 comedores escolares y unos 12.000 niños

El próximo curso habrá tres categorías en cocina: cocinero, ayudante y auxiliar de cocina

ToledoActualizado:

El Consejo de Gobierno de esta semana ha traído una buena noticia para los más pequeños de Castilla-La Mancha, y es que se ha aprobado una primera inversión de 36,9 millones de euros para contratar el servicio de 120 comedores escolares para, al menos, dos cursos con el objetivo de dar a los más de 12.000 niños beneficiados una alimentación equilibrada y de calidad.

Así lo dio a conocer este martes, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, el portavoz de la Junta de Comunidades, Nacho Hernando, quien destacó que el servicio de comedores escolares incluye dos importantes novedades en la licitación de cara al próximo curso. En primer lugar, en el pliego de prescripciones técnicas, se han modificado las categorías del personal de cocina con el fin de mejorar el servicio y, a partir de ahora, se pasará a tres profesionales: cocinero, ayudante y auxiliar de cocina.

Y, en segundo lugar, por lo que se refiere al pliego de cláusulas administrativas particulares, se ha establecido un umbral mínimo para seguir formando parte del proceso selectivo de las empresas, eliminando a aquellas que no tienen un nivel adecuado. Además, se introducirán nuevos criterios de calidad, como la utilización en los menús de productos ecológicos o de calidad diferenciada, algo muy importante para los agricultores y ganaderos de la región.

En el pliego de condiciones, apuntó Hernando, permanecerán otros requisitos que ya estaban presentes en convocatorias anteriores, como la elaboración de los menús por nutricionistas acreditados, los aportes diarios de frutas y verduras, la limitación de consumo de productos frescos y precocinados a un máximo de un día a la semana.

Asimismo, los menús deben elaborarse con productos de temporada, deben confeccionarse acorde a las necesidades de usuarios y deben seguir las cantidades marcadas por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. En este sentido, también se mantendrá el programa de actividades educativas para prevenir la obesidad infantil y fomentar los hábitos de alimentación saludable.

Y, por último, en la evaluación de las ofertas presentadas, se va a valorar otras mejorar introducidas por las empresas que quieran consultar, como son las recomendaciones para meriendas o cenas en casa o la elaboración de programas agroalimentarios que se estén desarrollando en centros escolares.

El portavoz del Gobierno regional quiso dejar claro que la prestación del servicio de comedores escolares estará supervisado en todo momento por los técnicos de la Consejería de Sanidad, que vigilan la calidad de los menús y las condiciones higiénico-sanitarias de las instalaciones. Pero, además, la Consejería de Educación hará un informe detallado que permite verificar que la atención está haciéndose de acuerdo a los pliegos y la oferta presentada por la empresa adjudicataria.

De cara al próximo curso 2019-2020, a partir de septiembre, habrá 15 nuevos comedores escolares y se llegará a 402 en todos los centros de Castilla-La Mancha. Serán más de 35.000 los niños que se beneficien de este servicio, de los cuales 20.400 tienen una beca concedida, 13.200 están cubiertos al 100% y 7.200 usuarios tienen una ayuda del 50%.

Los comedores escolares, recordó Hernando, no están sólo abiertos durante el periodo lectivo, sino también en verano, ya que «hay algunos niños que lamentablemente la única comida decente que hacen al día es la que hacen en el colegio».