Tragedia con madre e hijo, turistas en Canarias, asesinados al parecer por el padre

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Los cuerpos de la mujer y su hijo de diez años desaparecidos en la tarde de ayer en el municipio de Adeje, en Tenerife, han sido encontrado muertos. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, expresó su solidaridad con la familia de las víctimas y apuntó que «tenemos que acabar con esto». Similares palabras a las del presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo.

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias confirmó este miércoles que el dispositivo de búsqueda ha hallado los cadáveres de la mujer y el niño desparecidos en Adeje. El caso está bajo secreto de sumario y el padre sigue en dependencias de la Guarcia Civil.

El delegado del Gobierno en Canarias, Juan Salvador León, ha confirmado este miércoles que el relato del hijo de 5 años del hombre detenido tras la muerte de su esposa y su otro hijo fue el que alertó a los cuerpos de seguridad sobre la desaparición.

León ha afirmado que el niño de 5 años, que al igual que resto de la familia es de origen alemán, fue hallado deambulando y asustado y una persona que lo atendió lo llevó a las oficinas policiales. Según el delegado del Gobierno, tras los datos facilitados por el niño se comenzó la búsqueda y se detuvo al padre que se encontraba en su vivienda.

Así, un amplio dispositivo formado por más de cien personas llevaba todo el día buscándolos por tierra y aire en la zona rural de La Quinta de Ifonche y finalmente han sido hallados sin vida. La causa ha quedado bajo secreto de sumario, según fuentes judiciales.

Dispositivo

En el dispositivo, activado desde las once de la mañana, participaban agentes de la Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Local, así como efectivos del Consorcio de Emergencias de Bomberos y dos helicópteros, uno de ellos perteneciente al Grupo de Emergencias y Salvamento (GES) del Gobierno de Canarias, al que se sumó una unidad de tierra.

Los hechos ocurrieron ayer martes, sobre las cinco de la tarde, cuando un niño de cinco años, hijo y hermano de los desaparecidos, fue encontrado por unos vecinos en la zona de La Quinta. Al parecer, el menor se encontraba en estado de «shock» y no hablaba español, por lo que se tuvo que contactar con una vecina que hablaba su idioma.

El menor contó que su padre les había llevado a una cueva, donde les habría agredido, y él pudo salir huyendo, por lo que inmediatamente se dio aviso a la Policía Local de Adeje.

El hombre fue localizado posteriormente en su casa, situada en el casco de Adeje, donde fue detenido, y por el momento se había negado a decir dónde se encontraba el resto de su familia, todos de nacionalidad alemana. La vivienda también fue registrada por parte de la Guardia Civil. En el caso del menor, éste se encuentra bajo tutela judicial.