El buque regresando al Puerto de Las Palmas - ABC

Vídeo: lo que se sabe de la colisión del barco de alta velocidad de Naviera Armas al norte de Gran Canaria

Ha sido por una embarcación pequeña de trabajos portuarios al norte de Bañaderos (Arucas). Tres heridos han sido rescatados por Salvamento Marítimo

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Los tres tripulantes del barco de servicios marítimos que se hundió en el norte de Gran Canaria tras chocar con un ferry rápido de Naviera Armas aseguran que solo tuvieron un minuto para saltar por la borda cuando comprendieron que el buque de pasajeros se les echaba encima.

«Dio tiempo para avisar al compañero que estaba descansando y virar el barco todo a babor", "tuvimos un minuto para asimilar que lo mejor era saltar», asegura en una entrevista concedida a «La Provincia» el capitán y armador del «Trames Uno», Alberto Pariente.

La versión de los tripulantes de este barco de servicios marítimos, que se dirigía a Tenerife cargado con un contenedor de material de buceo, apunta a que fueron arrollados por el «Alborán», el ferry rápido de Armas que cubre la línea Las Palmas-Santa Cruz.

Su testimonio contrasta con la versión que ofreció el capitán del «Alborán» la misma tarde del accidente a través de un portavoz de la naviera, según la cual el ferry había pasado sobre unos restos que estaban flotando y que vieron cuando ya era imposible esquivarlos.

Pariente también relata que, al día siguiente del accidente, sus compañeros y él coincidieron con el primer oficial del ferry de Armas y este les dio un abrazo: «Estaba muy afectado», dice.

Salvamento Marítimo ha rescatado a principios de noviembre a tres personas del mar con heridas leves tras un accidente entre un ferry rápido de Naviera Armas y una embarcación de recreo a unos nueve kilómetros de Bañaderos, en el norte de Gran Canaria, han informado fuentes de la sociedad pública. Este viernes ha llegado la embarcación con la que tuvo la colisión al Puerto de Las Palmas.

El accidente se ha producido sobre las 16.30 horas del jueves, mientras el ferry «Alborán» cubría su ruta regular entre los puertos de Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife, y los tres afectados han sido evacuados en helicóptero al Hospital Dr. Negrín.

La colisión fue contra ell Tremes Uno, a unas seis millas al norte de Arucas, llegó este viernes trasladada por el remolcador Miguel de Cervantes.

La embarcación de la que se han rescatado los náufragos es la Trames Uno, de 25 metros de eslora, no de recreo, sino de apoyo a trabajos marinos. Transportaba dos contenedores con material de buceo.

Los hechos

El ferry, un catamarán de alta velocidad, llevaba en esos momentos a bordo 129 pasajeros y 21 tripulantes, ninguno de los cuales ha sufrido daños en la colisión.

El capitán del ferry asegura que él vio en el agua restos flotando cuando ya no tenía capacidad de maniobrar (este tipo de catamaranes desarrollan en ruta hasta 38 nudos, 70 km/h), que los pasó por encima y que fue después cuando sintió un golpe en el casco y vio a los náufragos, ha apuntado a Efe un portavoz de Armas.

Un camionero que viajaba a bordo del «Alborán», Bartolomé Melián, ha relatado que los pasajeros sintieron un golpe y se asomaron al mar para comprobar qué había ocurrido. Este camionero asegura que él vio un pequeño catamarán (la embarcación de recreo) y un contenedor flotando, con una persona encima.

Melián resalta que, a pesar del accidente, el pasaje del Alborán mantuvo la calma. «La gente se portó bien», ha relatado. Tras recibirse la alerta, dirigieron al lugar dos helicópteros, uno de Salvamento Marítimo y otro del Gobierno canario, y tres embarcaciones, la Salvamar Nunki y el buque Miguel de Cervantes, de Salvamento, y una patrullera de la Guardia Civil.

El primer helicóptero en llegar, el Helimer 202, observó a tres personas, dos flotando en el agua y una agarrada a los restos de la embarcación contra la que chocó el ferry «Alborán». Los tres rescatados han confirmado a los servicios de emergencia que solo ellos tres viajaban en la embarcación, precisa el 112.

Los heridos son tres varones. Uno de ellos presenta heridas leves, otro un cuadro de hipotermia, también leve, y el tercero ha salido del accidente sin daño alguno. Tras la colisión, el ferry «Alborán» ha regresado al puerto de Las Palmas de Gran Canaria con todos sus ocupantes.

Solo uno de ellos ha requerido atención médica; en concreto, una mujer con una crisis de ansiedad.