Walter Collet
Walter Collet - ABC

Este ejecutivo «pone a caldo» a Juan Cardona en el Puerto de Las Palmas

Frenan en Canarias las inversiones del operador alemán que fue perseguido por los nazis de remolcadores y de nombre «Fairplay», que en inglés significa «juego limpio»

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

La Autoridad Portuaria de Las Palmas logró esta semana que las autoridades empresariales en el negocio marítimo de Alemania hayan iniciado los movimientos para ayudar a Walter Collet. En Canarias han bloqueado las inversiones de la remolcadora Fairplay Towage de la que Collet es director general. Entrar en Canarias es clave para operar en Angola y Nigeria.

Desde verano de 2018 el Puerto de Las Palmas tramita una petición de entrada en el mercado de la empresa Fairplay Towage. Las supuestas barreras técnicas que ha aplicado la entidad canaria impedirá que este operador pueda dedicarse al negocio del amarre y remolque como hace en otros países europeos. Esta actividad representa un mercado de casi 20 millones de euros al año en Puertos de Las Palmas.

Del PIC al cierre del mercado

Collet está a cargo de aproximadamente 1.000 empleados y más de 100 remolcadores, que se utilizan en los principales puertos del noroeste de Europa. 200 millones de euros anuales en ingresos. Para Collet «nuestro objetivo es que solo haya dos proveedores en cada puerto en Europa: nosotros y uno más».

La decisión final del presidente del Puerto de Las Palmas, Juan Cardona, con informes técnicos, genera que Boluda siga operando en régimen de exclusividad. Cardona cuando era alcalde de Las Palmas de G.C, impulsó una agenda que se llamaba Plan de Internacionalización de la Ciudad (PIC) precisamente para captar inversiones. El PSOE liquidó el programa e 2015.

Intereses alemanes en el negocio marítimo

En Alemania, la noticia del Puerto de Las Palmas ya se conocía desde los primeros días de marzo. Pero no se comprende que se paralice cuando en sus puertos hay operadores turísticos alemanes a los que no se ponen dificultades para entrar.

Desde sectores empresariales europeos consultados por ABC esta semana se recuerda que el socio de Naviera Armas tras la compra de Trasmediterránea es la naviera alemana FRS. Se apunta contrariedad cuando desde Alemania se ha respaldado inversiones de la UE en los puertos de Canarias a través del Feder.

El pulso administrativo, aunque Puertos del Estado ha apuntado la existencia de limitaciones de entrada por razones laborales, no va a impedir a Walter Collet estudiar un proceso jurídico para dar servicios a empresas con las que tiene ofertas sobre la mesa y previsiones de ingresos financieros derivados de sus operaciones en las islas.