Los miembros de esta banda dedicada a hurtar tarjetas de crédito han sido identificados, pero no detenidos
Los miembros de esta banda dedicada a hurtar tarjetas de crédito han sido identificados, pero no detenidos
Sucesos

La Guardia Civil alerta de una banda que roba tarjetas de crédito en supermercados

Esperan en las líneas de caja, vigilan a mujeres que pagan con tarjeta y memorizan los números que teclean

R. P.
ZaragozaActualizado:

La Guardia Civil ha alertado de una banda especializada en robar tarjetas de crédito en supermercados. Sus víctimas son mayoritariamente mujeres, a las que vigilan en las líneas de caja. Cuando ven a una que paga con tarjeta y teclea el número pin a la vista, la abordan en el exterior del establecimiento y, sin darse cuenta, la despitan para hurtarle la tarjeta de crédito.

Según han informado fuentes de la Guardia Civil, la banda actúa de forma muy organizada. El hurto de la tarjeta lo hacen con tal sigilo que la víctima tarda tiempo en darse cuenta que le falta. Para entonces ya le han sacado dinero de la cuenta, bien en un cajero o bien en establecimientos comerciales.

Esta banda ha sido detectada en la provincia de Zaragoza, pero se trata de un grupo itinerante. La Guardia Civil ha identificado a tres miembros de dicha banda -dos hombres y una mujer-, pero no ha dado con ellos. Les imputa los delitos de hurto de tarjetas de crédito y pertenencia a organización criminal. Están en busca y captura.

Su identificación se ha producido después de que los tres imputados robaran tarjetas de crédito a clientas de supermercados situados en La Almunia de Doña Godina, Villanueva de Gállego y Tarazona.

Los acusados tienen edades comprendidas entre los 23 y 43 años. Los tres son de nacionalidad rumana, sin domicilio conocido en España.

Han sido identificados después de que la Guardia Civil, al ver coincidencia en las denuncias presentadas por varias víctimas, revisara los videos de seguridad de los supermercados en los que se produjeron los hechos. Comprobó que en las imágenes aparecían esas tres personas.

Su 'modus operandi' reparte las funciones entre cada uno de los miembros del grupo. Uno realiza la vigilancia en el interior del establecimiento. Es el encargado de elegir a la víctima, de detectar a una persona -preferiblemente mujer- que pague con tarjeta y que lo haga a la vista. Memoriza el número pin que teclea la víctima. Va tras ella cuando sale al exterior y se la señala a los otros dos miembros de la banda. Estos se acercan a la víctima cuando deposita la compra y el bolso en el coche.

Con la excusa de preguntar por una dirección, despistan a la víctima y otro miembro de la banda extrae del bolso exclusivamente la tarjeta de crédito cuyo número pin ha memorizado. Se dan a la fuga y, rápidamente, se apresuran a hacer compras o extraer dinero con esa tarjeta que acaban de hurtar.