A menos población, menos electores, pero también menos concejales a elegir
A menos población, menos electores, pero también menos concejales a elegir - F. S.
Elecciones 26-M

Concejales barridos por la despoblación : Aragón se desprende de más de 200 ediles el 26-M

La pérdida de habitantes adelgaza la estructura política de los ayuntamientos. Aragón ha perdido 6.600 electores en 4 años

ZaragozaActualizado:

La despoblación que azota a Aragón ha mercado considerablemente el censo electoral en los cuatro últimos, pero también a la estructura política de sus ayuntamientos. La pérdida de habitantes hace que el próximo 26 de mayo Aragón tenga que elegir 219 concejales menos que los que salieron de las urnas hace cuatro años.

El 26 de mayo, un total de 994.603 personas tienen derecho al voto para elegir a los alcaldes y concejales de los 731 ayuntamientos que hay en esta Comunidad autónoma. Son 6.651 electores menos que en los comicios de 2015. Y, como hay menos habitantes, también habrá menos ediles a los que elegir. El número de escaños por cada corporación municipal se determina según los habitantes que tiene cada localidad.

Hay varios municipios aragoneses que, al perder población, han descendido a otro escalón inferior y pierden concejales respecto a 2015. En total, el 26 de mayo se elegirán en Aragón 209 concejales menos que hace cuatro años. En la provincia de Zaragoza habrá 103 concejales menos esta próxima legislatura que en la que toca a su fin; en la provincia de Huesca, 72 menos; y 44 concejales menos en la provincia de Teruel.

La despoblación que lleva décadas castigando a Aragón se cebra especialmente con los municipios pequeños, con las áreas rurales. Y a esa pérdida de habitantes empadronados -población de derecho- es la que fuerza a prescindir de concejales en un un buen número de muncipios.

En total, con los resultados que arrojen las municipales del próximo 26 de mayo serán elegidos 731 alcaldes, 43 alcaldes pedáneos, 4.110 concejales y 77 diputados provinciales -estos últimos elegidos indirectamente por los partidos, a los que se asignan escaños en función de los votos que obtienen en los comicios municipales-. A ellos hay que añadir más de 700 consejeros comarcales, los políticos que dirigen las comarcas, que también son elegidos de forma indirecta, de un modo similar a los diputados provinciales.

El 26 de mayo coinciden en Aragón -como en la mayoría de autonomías-, las elecciones municipales (ayuntamientos), las autonómicas -para Cortes regionales, de donde luego saldrá el nuevo Gobierno aragonés- y las europeas, para elegir a los diputados que representarán a España en el Parlamento Europeo. Las elecciones municipales y europeas son organizadas y costeadas por el Gobierno central, mientras que las autonómicas van con cargo al presupuesto del Gobierno regional.

En el caso de las elecciones municipales y autonómicas, el coste organizativo asciende en Aragón a 2,46 millones de euros, según ha indicado la delegada del Gobierno de España en esta región, Carmen Sánchez.