Las asociaciones de gestación subrogada responden a la ministra Delgado

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, mantuvo un tenso encuentro con varias familias afectadas

Actualizado:

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, mantuvo este lunes en Almería un tenso encuentro con un grupo de familiares de bebés concebidos por gestación subrogada en Ucrania ante quienes ha defendido que el Gobierno «está cumpliendo la ley que prohíbe desde 2006» esta práctica, a la que se ha referido como una «barbaridad tremenda». «Hay países donde los niños vienen con sentencia, no con pruebas biológicas que se compran», dijo la ministra, después de que una de las manifestantes le reprochara que a bebés nacidos en otros países distintos al ucraniano, como Estados Unidos o Canadá, «sí se les deje entrar y les parezca bien cuando vienen».

Familias de bebés nacidos por gestación subrogada en Ucrania llevan un tiempo exigiendo que sus hijos sean inscritos como españoles de origen en lugar de tener que solicitar el pasaporte ucraniano e iniciar en España los procesos de filiación y adopción. Delgado, fue abordada por afectados cuando se disponía a participar en un encuentro con mujeres en la sede de CCOO en la capital almeriense, insistió en que el Gobierno «está cumpliendo una ley que está en vigor desde hace once años». Acompañada en todo momento por el ministro de Cultura y número uno por Almería al Congreso, José Guirao, quien trató de mediar entre su compañera en el Gobierno y los manifestantes, Delgado señaló que el Ejecutivo ha «intentado buscar una solución» a las situaciones que se están dando y «pensando, precisamente, en los niños». «Pero tenemos una ley, una norma que prohíbe el alquiler de vientres», inistió para, a continuación y ante los reproches de sus interlocutores, preguntar «¿por qué se van a Kiev?, porque es mucho más barato, es una barbaridad tremenda».

Por último, y entre gritos de 'no hay derecho, no hay derecho' o 'mentira' cuando aseguró que se ha dado orden al consulado para que un médico forense examine a los niños que están enfermos, Delgado reiteró que la diferencia entre Ucrania y otros países es que de estos últimos «vienen con sentencia, no con una prueba biológica que se compra». Las asociaciones que luchan por regular la gestación subrogada en España han querido responder a la ministra. Desde Son Nuestros Hijos aseguran que hasta junio de 2018, con el cambio de Gobierno y la llegada de Pedro Sánchez a Moncloa, era el consulado de España en Ucrania el que era testigo de la toma de muestras de ADN de los niños nacidos por gestación subrogada y sus padres. «Actuaban garantizando la cadena de custodia de la muestra hasta llegar a un laboratorio español homologado por el Ministerio», cuenta.

Sin embargo, con el cambio de Gobierno la situación también cambia. «Es el gobierno de Pedro Sánchez bajo el mandato de la ministra Dolores Delgado el que ha suspendido esta práctica que dotaba al proceso de acreditación del vínculo biológico de las debidas garantías. Es precisamente desde que Dolores Delgado es ministra que no se ha tomado ni una sola muestra de ADN en el consulado. Por lo tanto, quien ha suspendido las garantías es el propio Ministerio de Justicia», dicen desde Son Nuestros hijos. «Tirar balones fuera es una irresponsabilidad y demuestra la poca altura de un Ministerio que está privando a los menores de sus derechos humanos más básicos, conforme ha dictaminado el máximo garante de los derechos humanos en Europa: el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Acusar a las familias es una irresponsabilidad».