La compra de armamento está destinada a los Mossos d'Esquadra
La compra de armamento está destinada a los Mossos d'Esquadra - Afp

El Gobierno autoriza a los Mossos la compra de 18 fusiles, 22 armas PDW y 56 pistolas

El Ejecutivo desbloquea la demanda de la Generalitat, pero con una compra «lógica y ajustada», según fuentes especialistas en armamento del Ejército consultadas por ABC

Actualizado:

El Boletín Oficial del Estado ha anunciado este lunes un contrato realizado por el Departamento de Interior de la Generalitat de Cataluña de «suministro de diverso armamento y cartuchería para la Dirección General de la Policía».

Son siete lotes de armas y cartuchos para los Mossos d’Esquadra. Todo ello por un importe de 410.733 euros (496.986 euros con el IVA incluido del 21%).

Esta compra nada tiene que ver con la compra que la Generalitat, con el ahora prófugo Carles Puigdemont aún de presidente, demandaba en 2017 y que fue frenada por, entre otras, la Secretaría de Defensa que entonces dirigía Agustín Conde y que debía dar su visto bueno.

Pero, ¿qué compra ha efectuado la Generalitat de Cataluña a día de hoy? Para ver el desglose acudimos a la Contratación Pública del Departamento de Interior:

Lote 1 // Desierto

Lote 2 // 10 fusiles de asalto calibre 5.56×45 mm. Empresa adjudicataria es Uniformidad y Suministros de Protección, S.L. (35.699 euros). Ver aquí contrato administrativo.

Lote 3 // 6 Fusiles de asalto compactos calibre 7.62x51mm. Empresa adjudicataria Equipamientos es SDAL, S. L. (65.166 euros)

Lote 4 // 2 Fusiles de precisión calibre .308 WIN. Empresa adjudicataria es Beretta Benelli Ibérica, S.A. (47.303 euros)

Lote 5 // 22 Armas de defensa personal (PDW, Personal Defense Weapon) calibre 4.6x30mm. Empresa adjudicataria es Uniformidad y Suministros de Protección, S.L. (127.243 euros)

Lote 6 // 56 Pistolas de calibre 9x19mm. Empresa adjudicataria es A. Pauker S.A. (96.618 euros)

Lote 7 // 50.000 Cartuchos calibre 4.6x30mm FMJ para entrenamiento. Empresa adjudicataria es Eurodis System España (53.240 euros).

Es decir, esta compra nada tiene que ver con la que requería la Generalitat en 2017, meses antes del referéndum ilegal del 1-O, tal y como apunta algún medio digital. Aquella petición, como informó ABC, constaba de: «300 subfusiles calibre 9×19 mm, 400 fusiles 5,56×45 mm (HK G36, como el del Ejército), 50 rifles de precisión .338 Lapua MAG, 50 rifles de precisión Whisper, 50 fusiles 7,62x51mm (.308Win)» y de «cinco millones de cartuchos para el subfusil 9x19mm, 400.000 cartuchos para el 5,56x45mm, 20.000 cartuchos para el .338 Lapua MAG, 20.000 cartuchos para el 300 Whisper y 20.000 cartuchos para el 7,62×51 mm».

¿Y las fechas? Eso sí, cabe destacar que la adjudicación de los contratos se realizó el 25 de junio de 2018, cuando Pedro Sánchez ya llevaba 23 días en La Moncloa. El plazo del término de presentación de ofertas era del 16 de octubre de 2017.

En conclusión, se ha desbloqueado una demanda de la Generalitat por parte del Gobierno de Pedro Sánchez, pero en ningún caso se trata de un arsenal desmedido como el que requería el Gobierno autonómico catalán en 2017 (sobre todo por los números).

Fuentes especialistas en armamento del Ejército, consultadas por ABC, ven como «lógica y ajustada» la compra autorizada para, entre otras cosas, llevar a cabo con eficacia la seguridad en las calles de la Comunidad ante una situación de Nivel 4 de Alerta Antiterrorista.