Uno de los detenidos por el asesinato del concejal de Llanes Javier Ardines
Uno de los detenidos por el asesinato del concejal de Llanes Javier Ardines - Efe

Prisión provisional para los detenidos por el crimen del concejal de Llanes

La jueza les atribuye un delito de asesinato y les envía a la cárcel de Asturias de forma provisional, comunicada y sin fianza

Actualizado:

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Llanes ha decretado prisión provisional, comunicada y sin fianza para los tres detenidos en Vizcaya por el asesinato del concejal de Llanes Javier Ardines.

La jueza emitió anoche un auto contra Pedro Luis Nieva, presunto inductor del crimen, Djilali Benatia, uno de los dos supuestos autores materiales, y J.M.B, que según los investigadores pudo servir de enlace con los sicarios. Atribuye a los tres arrestados un delito de asesinato por el crimen cometido el pasado 16 de agosto en la parroquia llanisca de Belmonte de Pría y les envía a la cárcel de Asturias de forma provisional, comunicada y sin fianza.

Uno de los dos argelinos presuntos autores materiales del crimen -el segundo se encuentra en Suiza pendiente de extradición- ha ampliado su versión dada ante la Guardia Civil para reconocer, durante una declaración de casi dos horas, «su participación activa tanto en la preparación como en la ejecución de lo encargado», según informaron fuentes judiciales a Efe.

En cambio, el presunto inductor, en una declaración de tan sólo seis minutos en la que ha eludido responder a preguntas, no ha reconocido ni el encargo ni la participación en el crimen del que fuera su amigo, mientras que el arrestado como posible enlace con los sicarios se ha negado a declarar.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) han añadido que los investigadores tienen constatado que la señal del teléfono móvil del segundo argelino que permanece arrestado en Suiza fue detectada por un repetidor en la zona y en el momento de la muerte violenta del concejal.

Este cuarto implicado, que se encuentra en prisión en Suiza por un delito de robo con fuerza, podría ser extraditado a España en menos de tres meses.

Un matón con antecedentes

Los cuatro detenidos tienen antecedentes y no solo por trapicheo de drogas. Los del argelino Djilali Benatia se remontan al menos a 1999, hace veinte años. Entonces fue detenido por robo; al año siguiente por lesiones, un año después por agresión sexual. En 2002 volvió a ser arrestado por atentado a agente de la autoridad y en 2003, de nuevo por robo. Se trata, por tanto, de un pluridelincuente fichado, que vivía en el barrio vizcaíno de Otxarkoaga junto a su pareja española, en un piso de alquiler social.

El otro supuesto sicario está encarcelado en Suiza, también por tráfico de drogas.

Jesús Muguruza Butrón, el amigo de Pedro Luis Nieva también detenido, quien supuestamente le puso en contacto con los dos argelinos fue arrestado en 2000 por tráfico de drogas en Algeciras y siete años después volvió a ser capturado por el mismo delito en Tánger (Marruecos). Al parecer lo señaló un preso marroquí.