Celia Villalobos, en la tribuna del Congreso de los Diputados - Ángel de Antonio

Casado manda a Villalobos a «recoger cebollinos»

La dirección del PP le saca de la diputación permanente 29 años después. La exministra fue muy crítica contra el ahora líder de Génova durante las primarias

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La dirección de Pablo Casado sacó ayer de la Diputación Permanente del Congreso a la exministra Celia Villalobos, que llevaba 29 años en este órgano parlamentario, desde 1986. Villalobos ha sido la voz más crítica contra Casado durante las primarias del partido para elegir al nuevo líder. Le situó en la extrema derecha, insinuó que era una imitación del estilo de Albert Rivera y llegó a decir que si ganaba, se iría a «cargar cebollinos», es decir, a su casa.

No ha sido así, porque la veterana diputada, que apoyó a Soraya Sáenz de Santamaría, mantiene su escaño y preside la Comsión del Pacto de Toledo, pero se cae ahora de la diputación permanente, puesto al que llegó siendo entonces alcaldesa de Málaga. Su asiento lo hereda la murciana Isabel Borrego, secretaria general adjunta del grupo parlamentario y una de las «revelaciones» del PP de Casado.

La dirección popular negó ayer «purgas». Además de Villalobos, causan baja de este órgano los diputados Lepoldo Barreda y Ana Madrazo, que eran suplentes. Les sustituyen Jaime de Olano y Valentina Martínez, que entró en la Cámara relevando a Rajoy. Los cambios están recogidos en los últimos boletines oficiales del Congreso.

Soraya Sáenz de Santamaría, al igual que todos los exministros, conservan su asiento en la diputación permanente, aunque la exvicepresidenta del Gobierno no apareció ayer por el Congreso. Sí que estuvo el exportavoz del grupo, Rafael Hernando, así como el excoordinador general de Génova, Fernando Martínez-Maillo, estrenando una poblada barba.