El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, posa para una foto durante su visita a México
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, posa para una foto durante su visita a México - EFE

El PP retrasa otro mes la comisión que investigará la tesis de Sánchez en el Senado

Dan una prórroga más al PSOE por «cortesía parlamentaria» y Ciudadanos denuncia que «tapan sus vergüenzas»

MadridActualizado:

Ayer vencía la prórroga de un mes que el PP, con mayoría absoluta en el Senado, dio al PSOE para presentar el documento de trabajo para la comisión que debe investigar la tesis doctoral de Pedro Sánchez. Pero los trabajos tampoco comenzarán este febrero, porque los populares accedieron a conceder una nueva prórroga de otro mes al PSOE «por cortesía parlamentaria», según indicó la senadora Esther del Brío, portavoz del PP en la citada comisión.

En teoría los aplazamientos son para preparar el documento de trabajo, algo que no se sostiene, pues Ciudadanos presentó el suyo en tiempo y forma, en diciembre, antes de la primera prórroga, mientras que el PP lo hizo ayer. El PSOE y los grupos que lo apoyan -Unidos Podemos, ERC y Grupo Nacionalista, que se han sumado a la petición de los socialistas- buscan ganar tiempo. Así, la comisión no tendrá sobre la mesa todas las propuestas de citaciones y solicitudes de documentación hasta el 1 de marzo, cuando comenzarán los trabajos y se verá cuáles se aprueban.

Pedro Sánchez sabe que será citado a comparecer el último, por lo que pueden transcurrir varios meses hasta ese día, un periodo en el que pueden ocurrir muchas cosas, incluso una convocatoria electoral. Si así fuera, la comisión se extinguiría con la disolución de la Cámara Alta.

Esther del Brío manifestó que los grupos que siguen pidiendo aplazamientos «se equivocan» y «no les convienen los retrasos» porque la comparecencia de Pedro Sánchez «se va a producir» de todos modos y si se lleva más adelante en el tiempo «quizá Pedro Sánchez sea ya candidato en las próximas elecciones». La portavoz del PP aseguró que la de ayer será la última prórroga, pues su partido no tiene «voluntad de extender los plazos más tiempo».

«Ladrón de palabras»

Especificó que ellos seguirán «avanzando pese a la prórroga» y que el objetivo final es «conocer la verdad sobre la tesis de Pedro Sánchez, si ha sido ese ladrón de palabras del que se habla».

La nueva prórroga sentó francamente mal a Ciudadanos. Su portavoz en el Senado, Lorena Roldán, que ya criticó que el PP aceptara un primer aplazamiento, apuntó ayer a un «pacto del PP y el PSOE para «taparse las vergüenzas». La portavoz de la formación naranja intuye que el Grupo Popular está haciendo concesiones al PSOE para que estos no impulsen la investigación en la Asamblea de Madrid de los másteres que realizaron Cristina Cifuentes y Pablo Casado en la Universidad Rey Juan Carlos (ERC, que presentó su propuesta en diciembre, quiere que declaren el líder del PP, Pablo Casado, la expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes, la exministra socialista de Sanidad Carmen Montón y el portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó.

«Son hermanos de sangre, primero fingen enfados públicamente pero luego pactan», añadió Roldán, quien tildó de «bochornosa» la postura del PP en el Senado, de quien dijo que no tiene «ningún interés» en saber la verdad porque tienen «mucho que ocultar».

En el documento de trabajo presentado por Ciudadanos en diciembre se solicitan dieciocho comparecencias, entre ellas la del presidente del Gobierno. También la de los miembros del tribunal que otorgó el cum laude a Pedro Sánchez en la Universidad Camilo José Cela: Cristina Ruza Paz-Curbera, presidenta; Ricardo José Rejas, vocal del tribunal; Alejandro Blanco Fernández, vocal de la comisión evaluadora y consejero de Hacienda en la representación española ante la UE, cuya tesis también fue dirigida por la misma profesora que la del presidente y en la misma universidad; Juan Padilla Fernández-Vega, actual secretario general de la Universidad Camilo José Cela, que fue vocal del tribunal y coautor de dos publicaciones con pedro Sánchez que fueron incluidas en la tesis sin cita ni aclaración alguna; y Santiago Pérez Camarero, que se había doctorado dos meses antes.

Ciudadanos también citó a la directora de la tesis, María Isabel Cepeda, así como a otros profesores y a los responsables de los programas antiplagio Turnitin y Plagscan.