Fernando Andreu, en una imagen de archivo
Fernando Andreu, en una imagen de archivo - JAIME GARCÍA

El PP estudia recusar al juez del caso Bárcenas por falta de imparcialidad al ser afín a la ministra Delgado

Fernando Andreu será el ponente del fallo en el caso de los papeles del extesorero del PP

MadridActualizado:

El PP planea recusar al juez Fernando Andreu tras ser designado ponente del tribunal que juzgará el caso Bárcenas, alegando falta de imparcialidad por su amistad con el exjuez Baltasar Garzón, primer instructor de Gürtel, y con la ministra Dolores Delgado, que llegó a proponerle como secretario de Estado de Justicia.

Fuentes de la defensa del PP en esta causa citadas por Efe, en la que el partido debe responder como partícipe a título lucrativo por el supuesto pago en negro de la reforma de la sede de Génova, han informado de que están estudiando ya la presentación de un incidente de recusación para evitar que Andreu llegue a juzgar estos hechos.

Este será el primer juicio que se adentre de lleno en la existencia de la contabilidad opaca del PP, considerada acreditada por varios jueces de instrucción -Pablo Ruz y José de la Mata- durante la investigación, en base a indicios que aún no se han consolidado en hechos probados. Los magistrados que juzgaron la primera época de la trama Gürtel -el caso que precipitó la moción de censura que aupó a Pedro Sánchez- se sobrepasaron y la dieron por acreditada, aunque era una cuestión «colateral» en dicho juicio, como denunció el presidente del tribunal, el juez Ángel Hurtado.

La designación de Andreu -que estuvo a punto de ser nombrado secretario de Estado de Justicia por parte de la ministra Delgado- se debe a su llegada a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, la encargada de enjuiciar los casos, después de 16 años dedicado a las investigaciones, como la de los atentados de Barcelona o el caso Bankia. El magistrado forma ahora parte de la sección segunda de la Sala de lo Penal y conformará el tribunal de la caja B junto a las jueces María José Rodríguez Duplá (que será la presidenta) y María Riera Ocáriz.

Andreu también fue candidato a vocal en la frustrada renovación del Consejo General del Poder Judicial; pero su nombre fue frenado por el entorno de Pedro Sánchez por el temor a los audios del comisario Villarejo, la misma razón que le privó de ser secretario de Estado de Justicia. Andreu es amigo del exjuez Baltasar Garzón.

Cuatro piezas de Gürtel

El mismo tribunal también juzgará el caso de los supuestos amaños de contratos a favor de la Gürtel por antiguos trabajadores y directivos de Aena, el gestor público de los aeropuertos, a cambio de sobornos. Esta es la próxima vista que se celebrará del caso Gürtel, a partir del 10 de diciembre. En otras tres piezas de Gürtel -la de las supuestas irregularidades en el ayuntamiento de Jerez, en la visita del Papa a Valencia, y la ejecución de la condena de la primera época-, del tribunal sale la juez María Riera y entra el magistrado Julio de Diego, que ya enjuició el caso de la primera época y que fue decisivo para que testificará el antiguo presidente del Gobierno Mariano Rajoy. Rodríguez Dupla y Andreu se mantienen en el tribunal, también como presidenta y ponente respectivamente.

La composición de los tribunales de todos estos casos ha sido designada en cinco providencias de la sección segunda de la Sala de lo Penal.