La portavoz del Congreso, Adriana Lastra, conversaba este martes con la portavoz de Podemos, Irene Montero, en el hemiciclo
La portavoz del Congreso, Adriana Lastra, conversaba este martes con la portavoz de Podemos, Irene Montero, en el hemiciclo - Maya Balanya

Iglesias intenta contrarreloj que los independentistas aprueben los PGE

ERC descarta los argumentos de la formación morada y descarta sorpresas en la votación «no hay ningún margen»

Sigue en directo la comparecencia de Pedro Sánchez para anunciar la fecha de las elecciones generales

MadridActualizado:

Apenas restan unas horas para que el Pleno del Congreso vote las seis enmiendas a la totalidad presentadas contra los Presupuestos del Gobierno socialista y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, intenta contrarreloj que los partidos soberanistas avalen las cuentas. Todo apunta que la votación se convertirá en histórica al rechazar, por segunda vez en la democracia, la tramitación de las cuentas generales remitidas por el Gobierno.

Un golpe al Ejecutivo de Pedro Sánchez que precipitará la convocatoria de unas elecciones anticipadas que Podemos quiere evitar. Por ello, la dirección del grupo morado está manteniendo contactos «al máximo nivel» con ERC y PDECat para intentar que den su brazo a torcer y acepten tramitar los Presupuestos sin ver cumplidas las exigencias que le trasladaron al Gobierno socialista.

A la entrada en el Pleno, la portavoz morada, Irene Montero, no ha querido confirmar si es el propio líder de la formación, Pablo Iglesias, –de baja por paternidad– el que está manteniendo unos contactos que apuntan incluso al fugado expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. Pero sí ha dejado claro que estas conversaciones se van a extender «hasta el último minuto». El portavoz de ERC, Joan Tardà, ha confirmado este miércolesque anoche habló con Iglesias por teléfono.

Los argumentos que está utilizando Podemos son dos principalmente. El primero, que la ruptura de la mayoría de la moción de censura frustrará cualquier posibilidad de encontrar una solución negociada a la crisis catalana. El segundo, el carácter social de las cuentas y la necesidad de que se aprueben «para mejorar la vida de las familias, también de las catalanas».

Sin embargo, no parece que Podemos esté teniendo éxito en este intento contrarreloj. A su llegada al Pleno, Tardà, ha descartado cualquier cambio de postura y preguntado por la existencia de margen de sorpresa en la votación ha sido tajante: «Creo que ninguno».

En la misma línea, el coordinador general de IU, Alberto Garzón, ha advertido a los partidos independentistas que la caída de las cuentas no les favorecerá. «No entiendo en qué manera tumbar estos Presupuestos puede fortalecer la causa del diálogo», ha reprochado desde la tribuna de oradores tanto a PDECat como a ERC. «No hay argumentos para tirar estos Presupuestos, hay argumentos para ser más exigentes con el Gobierno socialista», ha razonado Garzón.