Fragancias turbias en Podemos

Al estilo Maduro, Podemos fusila al Comité de Garantías gallego por pedir una auditoría

Ana I. Sánchez
Actualizado:

Ya estaba tardando Pablo Iglesias en convocar una consulta para socializar el coste de sus errores en la crisis Errejón. Tras una semana de voces alzándose contra el desgarro en Madrid, Irene Montero anunció ayer que los inscritos decidirán si el partido acude a las urnas con el fundador o contra él. Da la sensación de que a Iglesias le resulta dificilísimo, casi superior a sus fuerzas reconocer un patinazo. El día que asuma que errar es de humanos y que todos lo hacemos, él incluido, igual entra en crisis. Pero, hasta entonces, mejor eludir la responsabilidad del liderazgo y desplazar a los militantes la solución de una crisis que, como otras veces, ha creado él mismo. El truco estará

Ana I. SánchezAna I. SánchezRedactoraAna I. Sánchez