Fabian Picardo, ministro principal de Gibraltar
Fabian Picardo, ministro principal de Gibraltar - REUTERS

Picardo insiste en pedir que no se hable de la soberanía de Gibraltar por el Brexit

El ministro principal de Gibraltar asegura que el territorio está «muy vinculado» al Reino Unido

LondresActualizado:

El ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, dijo este jueves que el Brexit, la salida británica de la Unión Europea (UE), no debe ser motivo para hablar de la soberanía del Peñón, que reclama España, y recalcó que el territorio está «muy vinculado» al Reino Unido.

«La soberanía es algo que está resuelto. Quedó resuelto en los acuerdos de Helsinki y en Utrecht que la soberanía de Gibraltar pertenece al Reino Unido y a la población de Gibraltar», dijo Picardo en unas declaraciones a Radio 4 de la BBC.

«No hacemos ahora un trueque con la soberanía como si estuviéramos en el siglo XVII (...) lo que hacemos es mirar los intereses de la gente. Lo que hacemos es hablar con la gente y preguntarle lo que interesa», subrayó el ministro principal.

«Estamos muy vinculados al Reino Unido, miramos el mundo a través de ojos británicos y no queremos cambiar eso», insistió Picardo, quien hoy tiene previsto reunirse en Londres con el secretario británico de Estado del Brexit, Robin Walker.

Los gibraltareños votaron a favor de permanecer en la UE en el referéndum celebrado el 23 de junio de 2016, cuyo resultado final fue la salida del bloque europeo.

El año pasado, el Gobierno español consiguió el derecho a vetar las disposiciones de cualquier acuerdo entre el Reino Unido y la UE que se aplique al territorio gibraltareño.

Ese veto, según los medios británicos, es importante teniendo en cuenta que el Reino Unido ha insistido en que Gibraltar abandonará el bloque europeo al igual que el resto del país.

Unos 8.000 españoles del Campo de Gibraltar cruzan la frontera cada día para trabajar en el peñón, mientras que hay otras 5.000 personas de otros países comunitarios que hacen lo mismo.

Gibraltar está bajo soberanía británica desde 1713 y en un referéndum en 2002 rechazó por un 99 % de los votos la posibilidad de una soberanía compartida con España.