El hombre quedó suspendido en el aire en el hueco entre su casa y el edificio de dos plantas anexo
El hombre quedó suspendido en el aire en el hueco entre su casa y el edificio de dos plantas anexo - ABC

Un paracaidista sufre un desvanecimiento y cae sobre la fachada de edificio

El suceso se produjo en una zona limítrofe a la base aérea, a escasos cien metros de las instalaciones militares, lo que facilitó la llegada de un equipo médico de la propia base aérea de Alcantarilla

MurciaActualizado:

Un militar del Escuadrón de Zapadores Paracaidistas de la base aérea de Alcantarilla aterrizó sobre la fachada de un edificio de la pedanía murciana de Sangonera la Seca tras sufrir un desvanecimiento durante el vuelo, lo que le produjo heridas de poca consideración en la cara.

El suceso, ocurrido ayer aunque ha trascendido hoy, se produjo minutos después de la una de la tarde y sobresaltó a los trabajadores y clientes del estanco de la citada población y de una sucursal de Cajamar contigua, que escucharon un fuerte golpe instantes antes de sorprender al militar colgado de la antena del edificio.

En declaraciones a EFE, María Jesús González, dueña del estanco, ha explicado hoy el susto que se llevó al escuchar el fuerte impacto y ver al militar, de unos 50 años, suspendido en el aire en el hueco entre su casa y el edificio de dos plantas anexo.

ABC
- ABC

«Fue un milagro y este pobre hombre ha vuelto a nacer», ha dicho esta vecina, que por la tarde habló con militares desplazados a la zona y le informaron de que su compañero pudo haber sufrido un desmayo en el descenso y, por eso, no controló el paracaídas durante el aterrizaje.

De hecho, algunos vecinos le vieron descender con los brazos caídos y la cabeza ladeada, ha añadido esta mujer, que presenció cómo el militar recuperó la conciencia y reconoció no recordar lo ocurrido.

El suceso se produjo en una zona limítrofe a la base aérea, a escasos cien metros de las instalaciones militares, lo que facilitó la llegada de un equipo médico de la propia base que se hizo cargo de la asistencia y traslado del herido.

Un portavoz del Centro de Coordinación de Emergencias ha informado de que varias personas alertaron de lo ocurrido al teléfono 112, si bien cuando llegó la ambulancia del 061 el paracaidista ya había sido auxiliado por personal médico militar.

María Jesús González ha añadido que una decena de militares y algunos vecinos se movilizaron «en un minuto» para descolgar de la antena al paracaidista, que tenía alguna cuerda enredada en el cuello y una herida abierta en la cara.

Según esta vecina, que reside junto a la base desde hace más de 40 años, es el primer accidente que tiene lugar durante una maniobra militar.

La base aérea de Alcantarilla celebra mañana un homenaje al 175 aniversario de la bandera española y el 40 de la creación de la Patrulla Acrobática de Paracaidismo del Ejército del Aire (PAPEA), durante el cual se celebrará una exhibición de este grupo militar.