Vídeo: Así ha trancurrido el encuentro entre Pedro Sánchez y Jens Stoltenberg (Moncloa) - Foto: EP

La OTAN plantea «un reparto de cargas justo» y Sánchez replica que el porcentaje de gasto no es lo único que importa

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recibido hoy en el Palacio de la Moncloa al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, antes de la cumbre del próximo 11 y 12 de julio y en la que EE.UU. incrementará sus presiones sobre España y otros países para que aumenten su contribución a la alianza atlántica

MadridActualizado:

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recibido hoy en el Palacio de la Moncloa al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en una reunión preparatoria para repasar todos los temas de cara a la próxima cumbre de la alianza el 11 y 12 de julio en Bruselas.

Un encuentro que se produce después de que se conociese que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, envió el pasado mes una carta a Sánchez y otros aliados de la OTAN para demandarles una mayor contribución en el gasto en Defensa. Una cuestión que ha estado encima de la mesa del encuentro de hoy, pero por la que ha sido imposible preguntar ya que sigue sin celebrarse una comparecencia de prensa en suelo español desde que Sánchez es presidente.

Según informa Moncloa el presidente Sánchez ha trasladado a Stolenberg que nuestro país pretende seguir siendo «un aliado firme y comprometido con la seguridad euroatlántica», pero a la vez le ha planteado que «la contribución de un país a la seguridad global no puede medirse únicamente con un porcentaje de gasto». Y es ahí donde ha planteado que esa aportación debe medirse también en la la disponibilidad de capacidades militares y «en la voluntad de utilizarlas en favor de la paz y seguridad internacionales».

Pero el asunto no queda para nada solventado, y marcará el debate de la próxima cumbre en Bruselas, donde se espera que Trump insista de forma clara a sus socios europeos a que incrementen su gasto militar. Stoltenberg le ha planteado a Sánchez que la OTAN se encuentra en un momento de adaptación a nuevas realidades «en el que es necesario encontrar un reparto de cargas justo para los socios que permita hacer frente a los nuevos retos», lo que pone de manifiesto la preocupación que existe por la cuestión del gasto.

Siempre según lo que aseguran desde la presidencia del Gobierno, Stoltenberg ha destacado que España es un «aliado valioso y fiable», que contribuye a muchas misiones y operaciones de la Alianza Atlántica, desde Lituania, a Turquía, Irak o Afganistán. Desde el Gobierno se destaca que España ha desplegado 1.161 efectivos en misiones de la OTAN, 616 con la ONU y 757 con la Unión Europea. Además de formar parte de la Coalición contra el DAESH, donde 581 españoles colaboran en la formación del ejército iraquí. Una argumentación que va en la línea de lo que ha planteado hoy el ministro de Exteriores, Josep Borrell, que ha reconocido que España gasta «menos» de lo que pide la OTAN pero que «lo utilizamos muy bien».