Mayor Oreja, durante la presentación del ciclo de conferencias de la Fundación Valores y Sociedad
Mayor Oreja, durante la presentación del ciclo de conferencias de la Fundación Valores y Sociedad

Mayor Oreja: «Hay un déficit de España»

El exministro presenta un debate entre grupos de la sociedad civil que denuncian la «orfandad política» actual

MadridActualizado:

Jaime Mayor Oreja cree que los gobiernos nacionalistas «han abrazado la ruptura» y utilizado «la autonomía como un trampolín». Esto ocurre en el momento en que el concepto de nación se ha convertido en el punto débil del país, porque «hay un déficit de España». Lo dijo durante su presentación del debate «Una nueva sociedad civil para una nueva España», dentro del ciclo «Una mirada al futuro de España. Conversaciones con la nueva generación», que organiza la Fundación Valores y Sociedad.

Mayor Oreja presentó a José María Codes, letrado de las Cortes; María José Rodríguez, abogada; Fernando Dal Re, cofundador del think tank «Queremos»; y Luis Zayas, de «Mi querida España»; todos ellos promotores de iniciativas encaminadas a la regeneración democrática y muy críticos con los partidos políticos que se enfrentan en las elecciones generales del 20-D.

«Defender principios es necesario, y los partidos no lo están haciendo», explicó María José Rodríguez, en una tesis que compartieron los demás, que lamentaban vivir en «orfandad política». En la plataforma Principios, creada por un grupo de profesionales entre los que se encuentra Rodríguez, promueven las ideas porque creen que «no existen partidos políticos ni cauces en ellos que defiendan nuestros intereses» y «es necesario influir en política, sin ser nosotros políticos», dado que «las cúpulas de los partidos tienen a veces secuestrado el debate y la opinión».

José María Codes, letrado de las Cortes, advirtió sobre la «tiranía de la mayoría» y también quiso recordar que «la regeneración democrática pasa por la regeneración personal». Fernando Dal Re, cofundador de «Qveremos», un think tank con vocación de renovar, también mostró su preocupación por la situación política, su rebeldía que les llevó a no quedarse de brazos cruzados, y su deseo de «recuperar una política al servicio de las personas».

Luis Zayas participó como portavoz del colectivo Mi querida España, convencido de que en nuestro país «hay una crisis de nación porque ha calado la idea de que el proyecto de nación se ha agotado» y hay «una amenaza separatista que no se ha frenado a tiempo». El mayor peligro actual, aseguró, es que «predomina el monopolio de la ideología de género y se ha impuesto la mentalidad socialdemócrata». A su juicio, los cuatro partidos principales que pugnan por ganar las elecciones tienen «propuestas antropolígicas y una visión cultural idéntica».