La plaza de Cibeles, durante la marcha independentista - DE SAN BERNARDO | Vídeo: Rivera acusa a Sánchez de inacción ante la manifestación en Madrid (ATLAS)

El independentismo presiona al Supremo con su manifestación de Madrid

Jordi Alemany, de ANC, ha sido detenido en la capital. Había una orden de arresto contra él por no haberse presentado en el juzgado de instrucción de Girona como investigado por una acción de los CDR en el aniversario del 1-O

MadridActualizado:

Roger Torrent ha criticado el juicio del procés por ser una «farsa mentira», asegurando que el conflicto político entre Cataluña y el Gobierno central «sólo se resolverá con democracia y no con tribunales». Al inicio de la manifestación en Madrid, el presidente del Parlament ha insistido también en que «ni con jueces ni con sentencias» se encontrará una solución para parar el independentismo, puesto que sólo existe una salida «con urnas y con el libre ejercicio de democracia».

«Cada vez lo sabe más gente, que la salida es con un referéndum», ha destacado Torrent justificando la «contundente, pacífica y cívica» movilización de este sábado, que representa a «una dignidad colectiva que se acuesta al servicio de la democracia».

Además, ha advertido que este tipo de acusaciones «no sólo afecta a los independentistas», sino que el «día de mañana puede pasarle a todo el mundo» por defender «sus derechos fundamentales». «Puede pasarle a las feministas, a los ecologistas, a sindicalistas... A cualquier que defienda legítimamente una idea política», ha puntualizado.

«Histórica»

Por su parte, el vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, ha calificado la manifestacióncomo «histórica». Ha afirmado que los madrileños y colectivos solidarios «antifascistas» de la capital han acogido a ciudadanos llegados de toda Cataluña y «de otras naciones del Estado». Sin embargo, las primeras imágenes llegadas de la marcha no parecían apuntar a una participación masiva. La Policía ha cifrado finalmente los asistentes en 18.000 personas.

La marcha, convocada por la ANC y Òmnium Cultural, ha recorrido desde las 18.00 horas el Paseo del Prado desde Atocha hasta Cibeles para reclamar el derecho a decidir y protestar contra el juicio del «procés». El objetivo, según los responsables, era demostrar que el soberanismo catalán «siempre ha sido pacífico y ha tenido voluntad de diálogo», a pesar de «la respuesta violenta, agresiva y represiva del Estado español».

Sin embargo, a las 12.30 horas era detenido por la Policía Nacional el miembro del Secretariado Nacional de la ANC, Jordi Alemany, al intentar quitar una bandera a uno de los asistentes a la manifestación contra el independentismo catalán y a favor de la unidad de España, que ha discurrido esta mañana entre la plaza de Callao y la Audiencia Nacional.

Ha sido arrestado cuando los policías han procedido a la identificación de Alemany. En ese momento han descubierto que tenía una requisitoria judicial de detención por no presentarse hace una semana ante el titular del juzgado de instrucción de Girona, que le había citado como investigado por una acción de los CDR en el aniversario del 1-O. El propio miembro de ANC ha relatado su detención en Twitter.

El Congreso, cortado

Más de 500 policías han velado por la seguridad y han cortado el acceso a la plaza de las Cortes para que ningún manifestante accediera al Congreso de los Diputados. La potencial aparición de grupos de extrema derecha tenía en alerta a los agentes.

Los presidentes del PP y Ciudadanos, Pablo Casado y Albert Rivera, han acusado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de no hacer ningún tipo de declaración antes la marcha de Madrid. «La manifestación es un pago al contado de Sánchez al independentismo», ha declarado Casado a EFE. «¿Sabéis por qué no dice nada Sánchez? Porque Torra, Puigdemont, Rufián, los que escupen a los ministros, son los que mandan y saben que con Sánchez pueden mandar», ha afirmado Rivera a EP.