Los Jordis, sobre un vehículo policial el día del registro a la Consejería de Economía el 20-S
Los Jordis, sobre un vehículo policial el día del registro a la Consejería de Economía el 20-S - ABC

Los papeles de los MossosLos Jordis manejaron «en todo momento» información policial sensible el 20-S

Los líderes de ANC y Òmnium asistieron a las reuniones entre Mossos y Guardia Civil el día del registro a la Consejería de Economía

Madrid/BarcelonaActualizado:

Un día antes de la declaración unilateral de independencia del 27 de octubre en el Parlament, la Policía Nacional salvó del fuego 36 cajas llenas de «documentación sensible» que los Mossos pretendían destruir para anticiparse a la «presumible» aplicación del artículo 155 por parte del Gobierno. A partir del estudio de los materiales rescatados, la Policía Nacional elaboró un informe de 395 páginas, al que ha tenido acceso ABC, en el que se establecen varias conclusiones, entre ellas, que Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, líderes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, «en todo momento controlaron la actitud de la masa y gozaron de información sensible sobre lo que estaba sucediendo» el 20 de septiembre.

La Policía destaca en la investigación que, en el marco del registro a la Consejería de Economía de aquel día, los mandos de los Mossos d’Esquadra rindieron un trato especial a «los Jordis», pese a no formar parte del Govern encabezado por Carles Puigdemont. La Brigada Provincial, en su informe elaborado a partir de la documentación recuperada, subraya «la importancia y relevancia que en todo momento los mandos de los Mossos dan a dichos líderes secesionistas. Esto, junto a que gozaron de información privilegiada, pone de manifiesto a ojos de la Policía «el papel dinamizador que estas entidades -ANC y Òmnium- y sus dirigentes representan dentro del llamado "procés" hacia la independencia de Cataluña». Aquel día, los manifestantes retrasaron durante horas la salida de la comitiva judicial -la letrada de la administración de justicia escapó por la azotea- y destrozaron tres vehículos oficiales.

De hecho, la Policía califica como «excepcional» el protagonismo de estos dos líderes independentistas, ahora encarcelados, que llegaron a ser «invitados a participar en todas las reuniones que los mandos de los Mossos mantuvieron -el 20 de septiembre- con la Guardia Civil». En aquellos encuentros se recabó su opinión sobre cuestiones operativas e incluso se les permitió «que pusieran en marcha decisiones operativas», algo que la Policía no considera idóneo: «Lo adecuado hubiese sido que los componentes del Área de Mediación de los Mossos hubieran mantenido entrevistas separadas con estas personas y luego hubiesen trasladado sus apreciaciones a los mandos del dispositivo. Por su parte, la intendente de los Mossos, Teresa Laplana, también les trasladó información sensible, como «la llegada de los detenidos o el fin de los registros».

Estos no son los únicos datos que arroja el informe, que va mucho más allá del papel de «los Jordis» y pone encima de la mesa otros documentos que los Mossos quisieron destruir.

Espionaje político

Políticos, periodistas y asociaciones estuvieron en el punto de mira de los Mossos. Los seguimientos políticos se ciernen, principalmente, sobre miembros del PP y Ciudadanos, pero también hay informes de entidades como Sociedad Civil Catalana, vinculada por la policía autonómica con «la extrema derecha». Los Mossos también investigaron a la empresa de detectives Método 3 o a abogados.

Actas del 1-O

La caja número siete recoge hasta 131 actas redactados por los Mossos el día 1 de octubre a las puertas de colegios electorales del referéndum ilega. Más allá de los datos rutinarios de lugar, fecha y asistentes, destaca una conversación por correo entre el entonces Comisario de los Mossos, Lluís Ferran López y Diego Pérez de los Cobos, responsable del dispositivo policial, en el que López reitera que solicitó ayuda a la Policía «a las 9.11 horas» en aquellos centros en los que, según él, no pudieron actuar.

Seguimiento policial

Policía y la Guardia Civil también fueron objeto de seguimiento por parte de los Mossos. En concreto hay seis folios rescatados en los que el Centro de Coordinación de los Mossos pide que se especifique la posición de dichos Cuerpos de Seguridad durante la noche del 30 de septiembre y la madrugada del 1 de octubre.

Terrorismo

Entre las cajas rescatadas también hay datos de la lucha contra el terrorismo yihadista, que el 17 de agosto golpeó a Barcelona. De acuerdo con un documento, fechado a 2 de junio de 2017, los Mossos conocían que Las Ramblas eran objetivo terrorista.

El clan Pujol

Además del documento sobre la reunión de 2011 en la que participaron tres de los hijos de Jordi Pujol para camuflar la corrupción en CDC, los Mossos también intentaron quemar un informe sobre la evasión de dinero del expresidente catalán, con información bancaria de Andorra.