Irene Montero y Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados - Jaime García

Iglesias y Montero piden a sus bases que decidan si deben dimitir por la compra del chalé

Podemos ha enviado hoy a sus inscritos un correo electrónico en el que denuncia una campaña de «acoso y destrucción reputacional»

MadridActualizado:

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la portavoz de Podemos, Irene Montero, han decidido dejar su futuro político a las bases de la formación, tal y como han anunciado este sábado. Los detalles de esta consulta los anunciará el próximo lunes el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique.

«Ahora les toca decidir a los inscritos si seguimos siendo dignos de seguir en responsabilidades políticas o si nos ordenan dimitir. Deben ser los inscritos quienes decidan», ha subrayado Iglesias en una rueda de prensa en la que no han ofrecido más datos sobre la hipoteca, como por ejemplo el tipo de interés que consiguieron.

La consulta, según ha especificado Iglesias, tendrá la siguiente pregunta: «¿Consideras que Pablo Iglesias e Irene Montero deben seguir al frente de la secretaría general de Podemos y de la portavocía parlamentaria?». Además, también ha adelantado que tendrá dos posibles respuestas: sí o no.

«Se han traspasado todos los límites», ha indicado Montero en alusión a las informaciones elaboradas durante los últimos días tras conocerse la noticia, y ha respaldado a Iglesias al considerar que son las bases las que tienen que decidir si que ambos continúen al frente de la formación es coherente.

Comunicado a las bases

Podemos ha enviado hoy a sus inscritos un correo electrónico en el que denuncia una campaña de «acoso y destrucción reputacional» a raíz de las informaciones y el subsiguiente debate sobre la compra de un chalet por parte de su líder, Pablo Iglesias, y la portavoz parlamentaria, Irene Montero.

El comunicado afirma que hubo un tiempo que en España «era mejor no meterse en política y que si lo hacías, «debías atenerte a las consecuencias» y destaca que, aunque en democracia las cosas son distintas, ahora hay que «saber elegir bien el partido».

La comparecencia de Iglesias llega días después de que se supiera que ha comprado un lujoso chalé en la sierra de Madrid junto a su pareja, Irene Montero. La adquisición de esa propiedad, que cuesta 615.000 euros y cuenta con piscina, jardín y casa de invitados en sus más de 2.300 metros cuadrados, ha desatado una polémica que ha levantado suspicacias incluso en el interior del partido.

Es el caso del alcalde de Cádiz, José María González, «Kichi», que recordó el viernes que el código ético de Podemos «no es una formalidad, es el compromiso de vivir como gente corriente para poder representarla en la instituciones y supone renunciar a privilegios como el exceso de sueldo