Sánchez recibe en La Moncloa a Casado y a Rivera/ Albert Rivera: «No vamos a estar en este Gobierno» - EFE/ Vídeo: ATLAS

Guerra abierta entre el PP y Ciudadanos por el liderazgo del centro ante el 26-M

Los populares exhiben su «fortaleza» con más de 60.000 candidatos en las elecciones municipales y autonómicas

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Uno de los errores asumidos por Pablo Casado y que en parte llevaron al PP al hundimiento en las urnas fue no ver que el «enemigo» principal para Ciudadanos y Vox no era el PSOE, sino el Partido Popular. Casado no se cansó de decir en la campaña de las generales que su único rival era Pedro Sánchez, al mismo tiempo que tendía la mano a Rivera para unir esfuerzos ante el 28 de abril. Luego llegó la noche electoral, y los supuestos aliados de Casado celebraron el resultado con entusiasmo, pese a que las urnas dejaban a Sánchez de nuevo en La Moncloa. Pero el PP se había descalabrado.

Casado ha tomado nota. La guerra entre el PP y Ciudadanos por el liderazgo en el espacio de centro, a las puertas de unas nuevas elecciones, se recrudece de manera acelerada y ayer los ataques volaron de un bando a otro sin disimulo.

A primera hora de la mañana, en la Cadena Cope, Casado tachó de «pueril» el debate sobre quién será el líder de la oposición y negó que pueda corresponderle a Ciudadanos al ser la tercera fuerza en número de escaños. El presidente del PP volvió a invitar al partido de Rivera a facilitar la investidura de Sánchez, porque su partido «no descarta pactos» con el PSOE en comunidades y ayuntamientos después del 26 de mayo.

Poco después, Rivera llegó a La Moncloa para reunirse con Sánchez, y en su comparecencia posterior le pisó al PP su medida estrella de la campaña, la aplicación del 155, al ofrecer los senadores de Ciudadanos al Gobierno en funciones para poner en marcha esas medidas excepcionales en Cataluña. Rivera se refirió a la «descomposición» de los populares y se erigió como referente de una oposición «fuerte».

El pacto del abrazo

En Génova no esquivaron el choque. Muy atrás quedó la mano tendida de Casado a Ciudadanos para presentar listas conjuntas en el Senado y evitar así que el PSOE se hiciera con la mayoría absoluta de la Cámara Alta, la que aprueba el 155, como finalmente sucedió. La coordinadora de la campaña de las municipales y autonómicas, Cuca Gamarra, contraatacó y advirtió de que Rivera puede llegar a un acuerdo con los socialistas, como ya hizo cuando firmó el pacto del abrazo, tras las elecciones de 2015, por lo que es conocida su «capacidad de firmar hoy o mañana».

Gamarra también replicó la burla de Rivera al tildar de «chiste» la sugerencia de Casado para facilitar la investidura de Sánchez. En ese sentido, la dirigente del PP recordó al líder de Ciudadanos que el 155 se aprueba en el Senado con mayoría absoluta, «y para poder hacerlo primero hay que tener un número suficiente de senadores y Ciudadanos tiene cuatro. Evidentemente, eso sí que es un chiste».

Al PP le sale el orgullo cuando Ciudadanos se refiere a su «descomposición». Ayer, en la presentación de las campañas, los populares exhibieron su músculo orgánico: hasta ahora, el PP tiene 22.744 concejales y 3.422 alcaldes en toda España, y para las próximas elecciones presenta más de 60.000 candidatos en total. «Queda clara la fortaleza y la fuerza del PP y lo grande que es», presumió Gamarra, quien encaró así a Rivera:«Para poder hablar de tú a tú al PP, primero tienes que poner sobre la mesa esos 60.000 candidatos que tenemos, y a partir de ahí podemos ver cuál es el estado de los distintos partidos».

Apuntalar a Sánchez

La coordinadora de la campaña de las europeas, Isabel García Tejerina, echó más leña al fuego al criticar que Rivera, «que se quiere llamar líder de la oposición», se dedicara ayer a «apuntalar a Pedro Sánchez» al legitimarle con una serie de pactos cuando todavía no es oficialmente ni candidato a la Presidencia del Gobierno.

En la sede nacional del PP acabaron de perfilar ayer por la tarde la campaña de Casado, que volverá a recorrerse todas las comunidades autónomas en quince días, aunque sus actos serán más sectoriales y locales. Génova quiere dar protagonismo a sus candidatos a las alcaldías y autonomías. El líder de los populares se reunió con los presidentes provinciales del partido para coordinar los mensajes y este miércoles presentará en Toledo el programa marco de las elecciones municipales y autonómicas, junto al aspirante regional en Castilla-La Mancha, Paco Núñez.