Tablas salariales de los diferentes Curpos y Fuerzas de Seguridad

Estas son las diferencias salariales entre Guardia Civil, Policía y Mossos

Gobierno y sindicatos se encuentran actualmente negociando mejoras para evitar agravios comparativos

MadridActualizado:

La equiparación salarial de la Policía y la Guardia Civil con los Mossos d’Esquadra, una de las banderas de esta legislatura del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, amenaza con convertirse en una pesadilla para el Gobierno después del portazo de los sindicatos y las asociaciones a su oferta. Para los representantes de los trabajadores, el acuerdo ofrecido es un engaño porque supondría una subida media de 80 euros en 2018, aunque serían netos; desde la Secretaría de Estado de Seguridad se asegura por su parte que en el conjunto de los tres años el aumento medio llegaría al 20 por ciento, en este caso bruto.

Los sindicatos policiales y las asociaciones de la Guardia Civil saben que están en una situación privilegiada para presionar al Ejecutivo, porque tanto la opinión pública, especialmente después de los sucesos de Cataluña, como la oposición -ésta porque además ve la posibilidad de desgastar al Gobierno-, están a su favor. De hecho, Albert Rivera, líder de Ciudadanos, se apresuró ayer a exigir a Rajoy que haga realidad la equiparación salarial. Por si fuera poco, los reiterados anuncios de Interior en el sentido de que se iba a acabar con esta injusticia les favorece.

Oferta «histórica»

Interior hace hincapié en que es la primera vez en la historia que se hace una oferta conjunta de esta magnitud a la Policía y a la Guardia Civil. Los sindicatos y asociaciones saben por su parte que romper definitivamente la negociación y renunciar a ella podría provocarles serios problemas con sus afiliados. Por eso a pesar de la aparente ruptura, aún hay margen para el acuerdo; pequeño, sin duda, por las limitaciones presupuestarias, pero lo hay. Eso sí, Interior advierte de que ya no queda mucho tiempo.

Las cifras, como es habitual en estos procesos, se presentan de una u otra forma en función de los intereses de cada uno. Lo primero era fijar cuál era la brecha salarial, no respecto a los Mossos, sino también entre Policía y Guardia Civil. Finalmente, tras complicados estudios porque los tres Cuerpos son de naturaleza distinta, se caluló en 807 millones, 476 de ellos correspondientes al Instituto Armado.

Es importante destacar que en este cálculo no se tuvo en cuenta ni lo referente a la segunda actividad, ni a las medallas pensionadas, ni a los pabellones de la Guardia Civil, ni a las mayores posibilidades de ascenso en estos Cuerpos, algo de lo que carecen los Mossos.

Los sindicatos introdujeron además que había que mejorar la segunda actividad -posibilidad de dejar el servicio a los 55 años cobrando lo mismo, e incluso de percibir un segundo si es del sector privado-, privilegio exclusivo de estos Cuerpos policiales. Ahora cuesta 331 millones al año, y se ofrecieron otros 100 cada uno de los tres próximos ejercicios.

Con estas cifras quedaban comprometidos 290 millones este año; 550 en 2019 y 775 en 2020, pero siempre referidos al ejercicio de 2017. Es decir; la subida neta en 2019 serían 260 millones, y 225 en 2020. Se aceptó además que si se cumplían las previsiones económicas de los siguientes tres años se aportarían otros 850 millones cada uno de ellos. El conjunto suponía más de 4.000 millones de aumento de presupuesto en seis años sobre 2017. El acuerdo parecía cercano. «Se iba a hacer en tres años lo que no se había hecho en 30», asegura Interior.

Pero los sindicatos exigieron más. En concreto, sumar a todas estas subidas el 8 por ciento que van a cobrar de subida este año el conjunto de funcionarios públicos. Y en ese punto se rompió la cuerda, porque la subida en los tres próximos años habría alcanzado el 33 por ciento. Los Mossos, se quejan los sindicatos, sí tendrán ese 8 por ciento y por tanto la equiparación no es real, sino que será respecto al sueldo de éstos de 2017. «Eso ha sido este año -dice Interior-, pero en el futuro la Generalitat puede reducir los sueldos de sus policías... ¿Aceptarían entonces reducirse ellos también el salario?».