Luis Planas, actual ministro de Agricultura en la enterga de los premios Pascual Startup
Luis Planas, actual ministro de Agricultura en la enterga de los premios Pascual Startup - EP

¿Por qué está imputado el ministro de Agricultura, Luis Planas?

El titular de cartera de Agricultura está investigado por robo de agua ilegal en Doñana durante su etapa al frente de la Consejería en Andalucía

MadridActualizado:

El Gabinete del nuevo presidente Pedro Sánchez se estrenó hace una semana presumiendo de la experiencia de sus ministros. Sin embargo, la dimisión de Màxim Huerta tras revelarse una sentencia por fraude fiscal en 2007 frenó bruscamente el arranque del Ejecutivo socialista. Apenas 24 horas después de que Huerta dijera adiós a su cartera a Sánchez le brota un nuevo problema. Su ministro de Agricultura, Luis Planas, está imputado por el robo de agua en Doñana.

Según ha publicado el diario «El País», en la causa se le acusa de un delito medioambiental. La juez instructora de la Palma de Condado (Huelva) culpa a Planas de que durante su etapa al mando de la Consejería de Agricultura de Andalucía en 2012 y 2013 permitió la captación del agua del humedal mediante pozos ilegales.

No obstante, todo indica que pronto dejará de estar imputado ya que la Fiscalía de Medio Ambiente de Huelva ha aclarado que no percibe ningún delito durante el tiempo de su mandato. Una postura que defenderán en el escrito de acusación del juicio y que mantenían desde la instrucción. Por tanto, el nuevo ministro de Agricultura dejará de estar investigado en los próximos días y su causa se archivará en el momento que se presente el texto.

En cambio, sí deberán ir a juicio dos exalcaldes socialistas de Almonte, Francisco Bella y José Antonio Domínguez. La Fiscalía sí mantiene en este caso la acusación contra ellos y contra los agricultores encargados de sustraer el agua de forma ilegal.

Doñana es el único humedal español nombrado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La continúa explotación de este acuífero puede hacer que el Parque Nacional desaparezca. De hecho, una de las grandes amenazas son los pozos ilegales, de los que se calcula que existen en torno a mil.