La líder de Podemos Analucía, Teresa Rodríguez, saluda al secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique
La líder de Podemos Analucía, Teresa Rodríguez, saluda al secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique - EFE
Podemos

Echenique y Teresa Rodríguez se reunirán antes del Consejo Ciudadano para aplacar la guerra interna

El secretario de Organización de Podemos y la líder andaluza mantienen abierto un conflicto por el acuerdo electoral con IU

MadridActualizado:

La dirección de Podemos no quiere celebrar un Consejo Ciudadano Estatal que tenga como principal foco la guerra interna que libran los de Pablo Iglesias con Teresa Rodríguez, la secretaria general del partido en Andalucía. Por eso, antes del cónclave –que se celebrará este viernes 15– el secretario de Organización, Pablo Echenique, se reunirá con la líder autonómica con el fin de solucionar el conflicto que mantienen abierto desde el anuncio del acuerdo electoral con Izquierda Unida, o al menos para tratar de desescalar la tensión que se vive en las últimas semanas en la formación.

Podemos e Izquierda Unida llevan meses trabajando para cerrar una alianza electoral que cubra las aspiraciones de ambas formaciones y que no relegue a ninguna de ellas a un papel secundario. El acuerdo se cerró hace unas semanas y en él han tenido cabida todas las exigencias de la formación liderada por Pablo Iglesias. Una de las más relevantes es que en las papeletas de las elecciones municipales, autonómicas y europeas aparecerá el nombre de Podemos, una norma propuesta por el líder del partido y refrendada por los inscritos. Además, en el acuerdo se establece que la formación celebrará sus propias primarias, al margen de Izquierda Unida, y que posteriormente se llegará a acuerdos con las otras fuerzas de la coalición para determinar la composición definitiva de las listas.

En paralelo a esta negociación, Teresa Rodríguez ha estado negociando su propio acuerdo con el coordinador general de IU en Andalucía, Antonio Maíllo, con el que ha constituido la plataforma Adelante Andalucía –en enero Rodríguez ya había registrado otra marca, Marea Andaluza–. Este acuerdo ha hecho saltar todas las alarmas en la dirección estatal de Podemos, que acusa a la líder de Podemos en Andalucía de no respetar los acuerdos electorales y los postulados refrendados por los inscritos.

En las últimas semanas, la dirección andaluza y la estatal han protagonizado cruces de reproches y los de Rodríguez, una de las líderes más destacadas de la corriente anticapitalista, han criticado el control y la imposición por parte de la Secretaría de Organización de Pablo Echenique. El número tres de la formación le envió el pasado viernes un mensaje a la líder andaluza planteándole la necesidad de reunirse para atajar las diferencias. En la misiva, Echenique dejó claro sus postulados, con los que acudirá a la reunión con Rodríguez.

Censo paralelo

El secretario de Organización recordó que «tiene que haber primarias en Podemos Andalucía. Los cargos públicos tienen que ser elegidos por las personas inscritas en Podemos Andalucía. Lo contrario sería un retroceso democrático y además iría en contra de nuestro código ético», en referencia a la intención de Rodríguez de celebrar primarias conjuntas con Izquierda Unida para afianzar la confluencia. «El nombre de Podemos debe aparecer en un lugar destacado en el nombre de la candidatura. Así lo votaron la inmensa mayoría de las personas inscritas de Podemos Andalucía en marzo –en la consulta que Iglesias celebró a nivel estatal para que las bases refrendaran la cuestión de la visibilidad del nombre–».

También insiste el mensaje en que «se debe paralizar la construcción de cualquier censo paralelo al margen de las personas inscritas de Podemos Andalucía». Echenique apoya todos estos postulados en el «mandato de Vistalegre II» de descentralizar el poder hacia las bases de cada uno de los territorios, pero en Podemos Andalucía acusan al secretario de Organización de todo lo contrario, es decir, de quere pilotar la estrategia territorial en Andalucía desde Madrid.

La última vez que se celebró un Consejo Ciudadano Estatal, en marzo, Rodríguez se manifestó en contra de la obligación de llevar el nombre de Podemos en la papeleta electoral, por lo que la reunión puede servir para calmar los ánimos y evitar de esta manera salidas de tono que induzcan a una desintegración del partido. El conflicto territorial se agravó a raíz de la crisis del chalet de Pablo Iglesias, que mantuvo abierto un enfrentamiento con el anticapitalista y alcalde de Cádiz, José María González, «Kichi».