El portavoz de CDC en el Congreso de los Diputados, Francesc Homs
El portavoz de CDC en el Congreso de los Diputados, Francesc Homs - EFE

Diputados nacionalistas se suman al acuerdo para la Mesa de PP y Ciudadanos sin reconocerlo

Cinco miembros de CDC votan a favor de otorgar las vicepresidencias a representantes del PP y Ciudadanos cuando el partido está pendiente de que la nueva Mesa del Congreso autorice la formación de su grupo parlamentario

MadridActualizado:

Un total de diez diputados, al menos cinco de Convergencia Democrática de Cataluña (CDC), se han sumado hoy al acuerdo alcanzado entre el PP y Ciudadanos para la conformación de la Mesa del Congreso al dar su apoyo a los candidatos de ambos partidos para la vicepresidencia de la Cámara baja.

Así lo han confirmado a Efe fuentes de este partido tras detectarse que los votos -secretos y en urna- obtenidos por los vicepresidentes de Ciudadanos, Nacho Prendes (96 votos), y del PP, Rosa Romero (83 votos) suman diez papeletas más que los que sumarían la totalidad de los escaños de ambos partidos (169).

Para la elección de presidente Ana Pastor obtuvo justo los 169 de PP y Ciudadanos, suficientes para imponerse a Patxi López, precisamente también gracias a la abstención de fuerzas nacionalistas. En el caso de los secretarios, Alicia Sánchez-Camacho, del PP, obtuvo 111, y Patricia Reyes, de Ciudadanos, 50, con lo cual de nuevo bastaron los 169 que suman entre ambos. La procedencia de esos diez votos suscitó las especulaciones de medios de comunicación y también de los propios diputados, y de forma inmediata circuló la tesis de que procedían del PNV, que tiene cinco escaños, y de parte del antiguo Convergencia, que tiene ocho.

No procedían ni del PSOE, que respaldó con sus 85 escaños a su candidata, Micaela Navarro. Tampoco de Unidos Podemos, que dedicó sus 71 votos a Gloria Elizo. Por tanto, solo quedan las opciones de diputados nacionalistas, que se repartieron entre esos diez votos, los 14 en blanco y el nulo.

Reacciones

Preguntado expresamente por ello, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, se ha negado a especular y ha subrayado que se ha cumplido su pacto con el PP: a cambio de apoyar a Ana Pastor, 64 diputados populares respaldaron a Prendes. Según esa tesis, los diez de más habrían respaldado entonces a Rosa Romero.

El portavoz de ERC, Joan Tardà, ha compa en rueda de prensa para dejar claro que si alguien cree que su formación puede haber apoyado la elección de diputados del PP y de Ciudadanos es que es «tonto» o «no se entera de nada». También desde el PNV, pero no públicamente sino en privado y sin querer ser citados, han asegurado que ellos se habían mantenido en el voto en blanco, lo mismo que Coalición Canaria. Desde CDC han mantenido mayor secretismo pero quienes han hablado sobre ello aseguraban que se habían abstenido.

En la dirección del Grupo Popular daban por hecho que esos diez votos procedían de parte del PDC y del PNV, partido que ha ocupado un escaño en la Mesa del Senado cedido por el PP. Tampoco faltaron voces que señalaban a CDC y lo interpretaban como un gesto para facilitar que la mayoría de la Mesa les permita tener grupo propio a pesar de no cumplir los requisitos reglamentarios, ya que superan el mínimo de diputados pero no llegan al 15% de voto en todas las circunscripciones en las que se presentaron a las elecciones.