El presidente de Correos, Juan Manuel Serrano, en una fotografía tras su nombramiento
El presidente de Correos, Juan Manuel Serrano, en una fotografía tras su nombramiento - ABC

El currículum del hombre que Sánchez puso a dirigir Correos: ni siquiera sabe hablar inglés

Fuentes de la empresa pública consultadas por ABC consideran que Serrano «no está capacitado» para dirigir la institución

S.E.
MadridActualizado:

Al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no le tiembla el pulso a la hora de meter a dedo en la Administración Pública a sus más cercanos colaboradores. Unos nombramientos que, de hecho, ha esgrimido la oposición para criticar lo que, según ellos, consideran «una agencia de colocación» en lugar de un Ejecutivo.

El pasado 25 de julio Sánchez nombró presidente de Correos a Juan Manuel Serrano, el que fue su jefe de Gabinete en la Ejecutiva y su mano derecha desde 2014. Así las cosas, ABC desveló ayer que Serrano está dispuesto a utilizar toda la maquinaria propagandística al servicio de Sánchez de cara a las próximas elecciones.

Fuentes de Correos consultadas por este diario, al margen del caso de instrumentalización de la empresa, denuncian queSerrano no está «capacitado» para presidir la entidad por las carencias en su currículum.

Formación

Nacido en Madrid, es ingeniero técnico Informático y licenciado en Derecho.

Idiomas

Serrano no habla inglés. Fuentes de Correos, en conversación con este diario, aseguran que: «Juanma ni siquiera habla inglés, en un momento en el que nuestros dos grandes clientes son Amzaón y los de Aliexpress».

De hecho, revelan, que el presidente envía a otras personas a las reuniones con estos grandes grupos.

Experiencia profesional

Ha desarrollado su carrera en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), donde fue gerente, una institución que está muy lejos de una empresa de la envergadura de Correos.

Cargo político

Ocupó la jefatura del Gabinete de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE desde 2014 y hasta la llegada de Sánchez, del que fue su sombra, a La Moncloa.

Por ello, no es raro que Sánchez le premiase con el puesto. Por ejemplo, el antiguo secretario de Organización del PSOE, a la llegada de Sánchez a La Moncloa, salió directo de Ferráz a sentarse en la silla de presidente de Paradores. Y también el secretario de Estudios y Programas, José Félix Tezanos, tuvo un polémico nombramiento cuando el presidente del Gobierno le adjudicó el cargo de presidente del Centro de Estudios Sociólogicos (CIS).

Es más, desde que gobierna Sánchez el 36% de la Ejecutiva del PSOE está colocada en cargos públicos.