Reunión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en 2017
Reunión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en 2017 - EFE

La ONU creó los «relatores» para investigar el apartheid

La Organización de Naciones Unidas formó en 1967 un «grupo especial de expertos» que estudiara las violaciones de los derechos humanos en Sudáfrica

MadridActualizado:

La aceptación por parte del Gobierno de que haya un «relator» en sus negociaciones con los partidos catalanes ha desatado una auténtica tormenta en la política nacional. Esta figura, que laReal Academia Española define como «persona que en un congreso o asamblea hace relación de los asuntos tratados, así como de las deliberaciones y acuerdos correspondientes», se llamaría igual que la que emplea la Organización de Naciones Unidas (ONU) para resolver conflictos en materia de Derechos Humanos.

La ONU asegura que puede tener «un nombre diferente, como relator especial, representante especial o experto independiente», pero «se considera que todos son "expertos en misión"». No obstante, «esos títulos no equivalen a una jerarquía ni son indicativos de las facultades concedidas a los expertos. Sencillamente son la consecuencia de negociaciones políticas».

Este puesto tiene su origen en Sudáfrica, país al que la Comisión de Derechos Humanos de la ONU —hoy Consejo— asignó en 1967 un «grupo especial de expertos» que investigara el apartheid, la separación racial que allí imperaba. Más tarde, en 1975, se hizo lo propio en Chile tras las denuncias de violaciones de Derechos Humanos en la dictadura de Pinochet.

Según la ONU, se trata de una posición ocupada por «personas de elevada categoría que están dispuestas a prestar muy buenos servicios a las Naciones Unidas sin remuneración». Estos expertos han desarrollado su trabajo en países como Afganistán, Irak, Sudán, Ruanda, la República Democrática del Congo o Haití, poniendo en conocimiento de la comunidad internacional «la brutalidad policial, las ejecuciones sumarias, la matanza de mujeres, la persecución de minorías étnicas y la violación de los Derechos Humanos en la sociedad civil».