Juan Manuel Serrano, presidente de Correos
Juan Manuel Serrano, presidente de Correos - ABC

Correos conmemora al PSOE con un sello diseñado por militantes

La empresa pública, presidida por el exjefe de gabinete de Sánchez, celebra el 140 aniversario del partido

MadridActualizado:

Cuando Pedro Sánchez alcanzó el palacio de La Moncloa, el pasado junio, envió al que había sido su jefe de gabinete, Juan Manuel Serrano, a la presidencia de Correos. Como desveló ABC, el nuevo gestor de la empresa pública dijo a todo el que le escuchaba que su objetivo era trabajar desde Correos «para que Pedro gane las siguientes elecciones», para lo que se serviría -se entiende- de los convenios publicitarios. Ahora el dirigente del Grupo Correos ha decidido homenajear al partido de su jefe con un sello, a través de un concurso para «militantes y simpatizantes del PSOE».

Así lo anunciaron hace unos días desde Ferraz: «El PSOE ha puesto en marcha un concurso para que sus militantes y simpatizantes puedan presentar sus propuestas de imagen del 140 aniversario del Partido, que se convertirá en un sello de Correos».

El plazo para la presentación de propuestas se abrió el 11 de febrero y finalizará el próximo jueves, 28 de febrero. Los interesados tienen que presentar sus diseños en la web «mipsoe.es», una plataforma de participación política del partido.

El jurado estará compuesto por la presidenta del PSOE, Cristina Narbona; el secretario de Coordinación Territorial, Santos Cerdán; la presidenta de la Fundación Pablo Iglesias, Beatriz Corredor; y el Gerente del PSOE, Mariano Moreno.

Estos elegirán cuatro diseños y serán los militantes y simpatizantes del PSOE, que han de estar inscritos, quienes votarán al ganador, que se hará público el próximo 2 de mayo, cuando se cumple el 140 aniversario del partido fundado por Pablo Iglesias. El diseño será enviado a Correos para que edite el sello.

Riada de ceses

Como publicó ABC, varios funcionarios de Correos denunciaron la instrumentalización que el nuevo presidente estaba haciendo de la empresa pública.

Entre sus primeras medidas estuvo cambiar a la práctica totalidad de la cúpula de la empresa, a los que dijo que tenía «compromisos que cumplir». Cayeron, entre otros, el director de Correos Express, la secretaria general, el director de Finanzas, el director de Comunicación y el de Tecnología y Sistemas. Entre los sustitutos hay directivos bien relacionados con el PSOE.