Celia Villalobos, en una imagen de archivo - ISABEL B. PERMUY / Vídeo: Los mejores momentos de Celia Villalobos

Celia Villalobos deja la política

«Perdí un Congreso y alguien tenía que ser la figura de los que han perdido. Y soy yo. No me importa», dice la diputada del PP por Málaga, que tenía la decisión tomada desde el Congreso que ganó Pablo Casado

MadridActualizado:

La diputada del PP por Málaga, Celia Villalobos, ha confirmado este miércoles que deja la política, una decisión que, como informó ABC, tenía tomada desde el Congreso que ganó Pablo Casado. «Perdí un Congreso y alguien tenía que ser la figura de los que han perdido. Y soy yo. No me importa», ha dicho la diputada popular hoy en Antena 3.

«Yo me quito aquí el escudo del PP y a partir de ahora soy Celia Villalobos», ha añadido. Su adiós coincide con la próxima disolución de las Cortes, después del adelanto electoral anunciado por Pedro Sánchez el pasado viernes.

En agosto del año pasado, la diputada malagueña fue apartada de la Diputación Permanente del Congreso, de la que formaba parte desde 1989, dentro de los cambios que el PP realizó en este órgano tras la elección del nuevo presidente, Pablo Casado, en julio, después de que Villalobos apoyase la candidatura de Soraya Sáenz de Santamaría.

En todo caso, ha asegurado que no se siente «apartada» por la nueva dirección de Pablo Casado, sobre quien ha dicho que «tiene todo el derecho» a tener su criterio porque ha ganado el congreso del partido y cuenta con los votos de los compañeros, aunque ha puntualizado que no tuvo el de ella.

La hasta ahora presidenta de la Comisión del Pacto de Toledo, por tanto, no irá en las listas del PP en las elecciones del 28 de abril. En su despedida, Villalobos ha declarado que le hubiera gustado terminar su carrera con un acuerdo en el pacto de Toledo.

«Ha sido un esfuerzo enorme para conseguir el consenso, pero al final Podemos, imagino que presionado por las elecciones, ha decidido romper para pedir cosas que son imposibles», ha lamentado. Villalobos ha afirmado que ha vivido años «muy felices» en el Congreso y ha puesto en valor que ha sido portavoz del PP en áreas sociales que «son difíciles» para su partido, apuntando a que ha discrepado en varias ocasiones con su dirección.

Ha recordado que ha tenido muchas diferencias con su partido, como sobre el aborto, los matrimonios gays, o el divorcio, y ha destacado que, aunque a los sucesivos presidentes del PP no les hayan gustado sus posiciones, siempre la mantenían. De hecho, en 2005 votó a favor de la ley que regula los matrimonios homosexuales y en 2013 se ausentó del Congreso para no votar en contra de la ampliación del aborto.

Villalobos fue ministra de Sanidad en el Gobierno de José María Aznar entre 2000 y 2002 y alcaldesa de su ciudad natal desde 1995 hasta 1999, tras dejar su escaño como eurodiputada en el Parlamento europeo. Resultó elegida por primera vez como diputada en el Congreso, por AP en 1986, y fue vicepresidenta primera de la Cámara baja hasta 2016, además de formar parte de la Diputación Permanente hasta agosto del año pasado.

La vida política ha estado también marcada por polémicas como el día que la pillaron jugando a un videojuego en el Congreso en su tableta. «La cagué en technicolor con balcones a la calle, que diría una amiga mía», reconoció. En otra ocasión, en medio de una reunión en la que se hablaba sobre los contratos de las personas con discapacidad que trabajan en la Cámara Baja, Villalobos se refirió al asunto como «el tema de los tontitos».