Bronca entre Iglesias y la bancada del PSOE - EFE

Bronca entre Iglesias y la bancada socialista tras acusar a Felipe González de tener un pasado «con cal viva»

Patxi López se ve obligado a poner orden en el Pleno y a pedir al líder de la formación morada que abandone los insultos

MADRIDActualizado:

Primera gran bronca en el Pleno de investidura del candidato socialista Pedro Sánchez. No ha sido en el cara a cara más esperado, entre el presidente del Gobierno Mariano Rajoy y el líder del PSOE, sino entre el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la bancada socialista después de que el primero le recomendara al socialista que se «cuide» de Felipe González, porque tiene «el pasado manchado de cal viva», en alusión a la actuación de los Grupos Aantiterroristas de Liberación (GAL). [ Sigue en directo el pleno de investidura]

Los diputados socialistas han respondido con insultos y gritos de «fuera, fuera» contra el líder de Podemos que, entonces ha decidido encararse con ellos. «Vamos a decirles las verdades a la cara», les ha espetado visiblemente enfadado y casi a gritos. No ha sido la única provocación de Iglesias a los socialistas a los que les ha acusado a lo largo de su intervención de «falta de educación», de ser el partido del «pelotazo» y «del crimen de Estado». «Desconfíe, señor Sánchez. Su partido fue durante mucho tiempo el partido del tráfico de influencias, que dio la espalda a los trabajadores españoles, por eso para gobernar con ustedes les exigimos garantías, para que no se repitan los errores del pasado», ha subrayado desde la tribuna de oradores.

El presidente del Congreso, Patxi López, ha tenido que llamar al orden a Iglesias. «Lo que no se puede admitir de ninguna manera es el insulto, la descalificación y el grito por el grito y cada uno sabrá cuando sobrepasa ese límite. El mejor respeto es el silencio. No hagamos nada que pueda demostrar que no somos respetuosos. Sigamos por este debate en los senderos en los que estaba antes», ha señalado antes de advertir a Iglesias que su tiempo estaba agotado.

El líder de Podemos ha reclamado más tiempo culpando a la bancada socialista de la pérdida de tiempo, a lo que López le ha respondido que su tiempo ya estaba consumido «generosamente» antes del rifirrafe. Incansable, Iglesias ha seguido protestando por tener más tiempo que el fijado para cada portavoz, pero sin éxito.

Lejos de amedrentarse, Pedro Sánchez ha retomado la palabra para contestar a Iglesias que se siente «muy orgulloso de Felipe González» entre los aplausos y la aprobación de su bancada. «Iglesias nos tiende la mano desde la cal viva...», ha escrito en su cuenta de Twitter el diputado socialista Rafael Simancas.

Durante su intervención previa, el candidato socialista había rescatado declaraciones de los ministros del Interior, Jorge Fernández, y Exteriores, José Manuel García-Margallo, y estos no han querido dejar pasar la oportunidad. Han solicitado la palabra por alusiones para contextualizar sus palabras acusando al líder del PSOE de haberlas retorcido.

Iglesias asegura que solo ha dicho «la verdad»

Ya a la salida del Congreso durante el descanso, Iglesias ha negado haberse excedido en sus comentarios y ha considerado que «los que se han pasado son los que han tratado de impedirnos intervenir y muchos diputados que gritaban 'fuera, fuera'» mientras hablaba desde su escaño.

«Creo que ha sido muy grave utilizar la memoria de las víctimas para atacarnos y nosotros vamos a seguir con la mano tendida para lograr un gobierno de cambio en este país». El líder de Podemos ha defendido a continuación que al recordar el GAL y decir que Felipe González tiene un pasado «manchado de cal viva» era solo «decir la verdad». «Nadie se puede ofender porque le digan la verdad al tiempo que le tienden la mano para hacer las cosas mejor», ha reiterado.